Estoy en ASNEF y necesito un préstamo

Estoy en ASNEF y necesito un préstamo

Obtener financiación es, a veces, una situación que puede llegar a ser complicada. Por diversas circunstancias, alguien puede acabar en un fichero de morosos. Con la consecuencia que las entidades bancarias puedan cerrar toda posibilidad de obtener crédito. Si es tu caso y necesitas un préstamo, pero estás en ASNEF; te vamos a dar las claves para que puedas conseguir esa financiación que tanta falta te hace.

¿Qué es ASNEF?

Las siglas corresponden a la Asociación Nacional de Establecimientos Financieros de Crédito. Se trata de una empresa que aglutina a otras en las cuales se da fe de aquellas personas o entidades que poseen deudas impagadas. Independientemente del origen de la deuda y de su cuantía, cualquiera puede ser incluido en ASNEF. Por ejemplo, si tuviste un desacuerdo con tu anterior empresa de telefonía móvil, devolviste algunos recibos o simplemente te desentendiste de ellos, puedes estar registrado en este fichero.

A ninguna persona se le notifica que va a ser incluido en ASNEF o en cualquiera de los otros ficheros de morosos que existen. Normalmente nos damos cuenta de que hemos sido incluidos en un fichero de morosos cuando solicitamos a nuestra entidad bancaria un préstamo. Una vez cotejadas las bases de datos, si aparecemos registrados en cualquiera de ellos la entidad no nos proporcionará financiación de ninguna manera. Es la causa habitual de denegación de préstamos, y obviamente, supone un inconveniente enorme para nuestra economía.

Si la solicitud de préstamo que vamos a realizar no es urgente, siempre tenemos la posibilidad de pagar la deuda y salir de ASNEF; o de cualquier otro fichero abonando esa cantidad que tengamos pendiente y solicitando la exclusión del fichero. Nuestros datos quedarán automáticamente cancelados y estaremos disponibles para solicitar un préstamo bancario. También tienes la opción de esperar seis años, pasado ese periodo seremos excluidos de la base de datos. Pero mientras pasa ese tiempo, estamos inhabilitados a pedir financiación. Además, nuestro historial crediticio ya tendrá una mancha. Pagar la deuda será mejor que esperar seis años o tener un préstamo con ASNEF.

¿Qué hacer si necesito un préstamo y estoy en ASNEF?

Existe la posibilidad de contar con financiación si estás en este fichero de morosos. La solución pasa generalmente por recurrir a cualquier tipo de entidad financiera que no tenga en cuenta este tipo de registros. Actualmente, cuentas con bastantes de ellas que pasan por alto este registro y que te proporcionarán la solución. Esto es posible debido a que las entidades de préstamo no están sometidas de una manera tan estricta a los condicionantes del Banco de España. Este posee un organismo denominado CIRBE, que indica las deudas contraídas y el riesgo que existe al dar financiación a una persona.

Pero claro, esa entidad necesita de algún tipo de garantía de cobro. Lo más probable es que se te solicite un aval que suponga una garantía para ellos. ¿Qué es un aval? Consiste en una garantía de pago que una persona independiente del solicitante de préstamo aporta para que se pueda otorgar la financiación. Esta garantía puede tomar formas diferentes, desde una vivienda, a una nómina, o una pensión. La figura del avalista es clave para que el solicitante del préstamo pueda tener acceso a él; ya que se trata de un garante ante la empresa prestamista.

Por tanto, la condición que necesita una persona que quiera obtener un préstamo estando en ASNEF, es la de encontrar un avalista. Cualquiera puede serlo, pero siempre se trata de un acto voluntario. Es más, es una muestra de enorme generosidad, ya que en caso de impago es el avalista quien ha de responder con el patrimonio aportado. La figura del avalista siempre es alguien de confianza y de mucha cercanía para quien solicita la financiación.

No tengo posibilidad de aval

La figura del avalista soluciona en la mayoría de los casos la solicitud de préstamo; más estando en ASNEF. Pero por cualquier circunstancia, quizás nos encontremos a alguien que sea capaz de avalarnos. ¿Qué hacer en estos casos? Si tienes una nómina, las posibilidades de conseguir financiación aumenta. Y si esta posee bastante antigüedad, lo tendremos mucho más sencillo. En caso de que tu nómina no sea de un trabajo indefinido, quizás el proceso sea un poco más complejo. Pero la posibilidad de conseguir financiación puede pasar por mostrar nuestra buena voluntad. Si se solicita la figura de un avalista, tratar de conseguirlo por todos los medios: un amigo o alguien que sea capaz de confiar en nosotros.

Ventajas de pedir un préstamo con ASNEF

Ahora que ya sabes que puedes solicitar financiación aunque estés en un fichero de morosos, vamos a desgranarte todas las ventajas que encuentras. Solicitarlo siempre es un proceso rápido, simple y que no presenta ningún tipo de dificultad.

  • Siempre se trata de un proceso online, por lo que no necesita realizar ningún tipo de desplazamientos.
  • La tramitación de préstamos con ASNEF suele ser muy rápida, obtienes la respuesta en muy poco tiempo. Algo que viene muy bien si el tiempo apremia.
  • Para contratarlo no necesitas ni cambiar de banco ni contratar ningún tipo de producto adicional como un seguro. Un préstamo en ASNEF siempre es la solución para quienes no disponen de financiación mediante otras vías.

Claves para acertar con tu préstamo en ASNEF

Como ya hemos dicho, existen muchas empresas prestamistas que ofrecen financiación aun estando en un fichero de morosos. Una de las principales claves para aceptar con nuestro préstamo es la de realizar una comparativa entre todas aquellas empresas prestamistas que ofrecen este servicio. La diferencia entre intereses, la TAE, el importe de las cuotas o la cantidad total a solicitar, será las que determinen qué préstamo elegir. En Préstamos Ideales ofrecemos un amplio catálogo de préstamos personales que te proporcionarán la financiación que necesitas aunque estés en un fichero de morosos. Basta con ir comparando las diferentes ofertas para realizar una buena elección. Aquí te lo ponemos muy sencillo. Si estás en ASNEF, tu préstamo es posible.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir arriba