como conseguir una hipoteca

Cómo conseguir una hipoteca. 5 Trucos que tienes que saber

El mercado inmobiliario español sigue buscando compradores de manera ávida. Conseguir una vivienda siempre pasa por solicitar un préstamo hipotecario al banco; ya que no se suele tener ahorrado el total de lo que se pide por la vivienda. Por tanto, a la hora de negociar con nuestra entidad bancaria la concesión del dinero, siempre debemos tener en cuenta algunos consejos interesantes. Hoy te traemos E 5 trucos para conseguir la mejor hipoteca.

 ¿Qué es una hipoteca?

También conocida como préstamo hipotecario, es un tipo de contrato que se realiza entre una persona o varias personas que desean adquirir un inmueble, junto con una entidad bancaria. Las hipotecas son procesos que, a la hora de ser negociados suelen llevar algún tiempo. Para comenzar, porque en España se existen tres tipos de hipotecas, los de renta fija, los variables y las hipotecas mixtas.

Estas últimas son las de menos conocidas y las que menos se solicitan. Generalmente están indicadas para personas que desean amortizar la inversión en el menor tiempo posible. Si tu deseo es adquirir una vivienda para reformar y vender, la hipoteca variable es para ti. Constan de un tramo fijo en el periodo inicial, y otro variable al cabo del tiempo.

¿Es complicado conseguir una hipoteca?

Hay que tener en cuenta diversas circunstancias. En la España de hace 40 o 50 años, el precio de la vivienda era muy diferente. Bastaba un solo sueldo para poder adquirir una vivienda, que era amortizada en un plazo máximo de 10 años. Una vez finalizado este préstamo, se podía solicitar otro para una segunda residencia. Actualmente, las necesidades de las familias son otras, pero los sueldos son también bastante diferentes y el precio de la vivienda se han crecido de forma exponencial.

Como norma general, hacen falta dos sueldos para poder afrontar el pago del préstamo hipotecario con ciertas garantías. Tras la nefasta experiencia derivada del boom de la burbuja inmobiliaria, los requisitos de las entidades de crédito suelen ser bastante altos. Por ejemplo, es muy inusual que una entidad bancaria financia el 100 % del precio de la vivienda, quedándose en un 80 % la cifra más alta.

Por otro lado, la temporalidad del empleo en nuestro país no deja de ser un inconveniente muy elevado a la hora de conseguir una hipoteca. Si no se tiene un contrato fijo, la concesión de una hipoteca se suele complicar. Generalmente, ha de recurrirse a la figura de un avalista para que el banco tenga una garantía de cobro en caso de problemas. Son lecciones aprendidas tras la crisis de ladrillo que ocurrió a partir del año 2008.

Pero estas circunstancias no deben servir para desanimarse, conseguir una hipoteca siempre es posible. Sigue estos 5 consejos para conseguir que la concesión de tu préstamo hipotecario sea una realidad; evites gastos innecesarios y puedas cumplir tu sueño de tener tu inmueble en propiedad.

Los 5 trucos básicos para conseguir tu hipoteca

Tener un buen historial

Que no te quepa duda de que cuando vayas a solicitar una hipoteca a una entidad bancaria, esta ha de asegurarse que eres una persona solvente. Para ello, consultará registros como los ficheros de morosos y el CIRBE. Si el banco encuentra deudas, pagos pendientes o directamente tu economía no está muy saneada, las posibilidades de conseguir una buena hipoteca se van a reducir. Por tanto, y como solicitar una no es algo que se realice de un día para otro, intenta ponerte al día en tu situación financiera. Si tienes algunos ahorros, utilízalos para eliminar deuda. Consulta siempre si estás en un fichero de morosos, puede que no lo sepas y que estés ya incluido alguno. Una simple factura impagada de telefonía móvil es motivo más que suficiente para estar. Aquí puedes tener toda la información necesaria para saber si estás en uno de ellos y cómo salir.

Ingresos aceptables

Este es uno de los puntos de partida para conseguir el sí de tu banco. Un contrato temporal o unos ingresos que no permitan cubrir con garantía la cuota de la hipoteca darán al traste con tus ilusiones. Tal y como hemos referido en el punto anterior, la solicitud de una hipoteca no se realiza de un día para otro, así que toca ponerse en marcha para tratar de mejorar tu situación financiera.

Por tanto, si tienes a medio plazo interés por ser el propietario de un inmueble, has de hacer todo lo posible por conseguir mejorar tus ingresos. Quizás sea un buen momento para solicitar un aumento de sueldo. Si esto no fuera posible, es imprescindible que comiences la búsqueda de otro empleo con mejores condiciones. Ten cuidado en este sentido, ya que los bancos suelen fijarse en la antigüedad de tu contrato de trabajo. Pero si no deseas arriesgar, puedes aumentar tus ingresos desarrollando otro empleo a tiempo parcial o dándole salida a tus habilidades. Aquí tienes un buen montón de ideas para conseguir aumentar tu patrimonio.

Saber dónde mirar

Las entidades bancarias debieron de hacerse con una gran cantidad de inmuebles. Estos eran fruto de hipotecas que resultaron impagadas. Puede ser una buena idea comenzar a buscar tu vivienda dentro del catálogo con el cual cuentan los bancos. Además, la posibilidad de obtener el 100% en la financiación de esa vivienda es algo bastante más que probable. Por eso, nuestra primera recomendación pasa por visitar a tu entidad bancaria y enterarte de cuáles son los inmuebles que tiene a tu disposición. Las condiciones van a ser probablemente más ventajosas, aunque cuenta con el inconveniente de ser una oferta limitada. En todo caso, no se sabe si dentro de lo que tiene el banco en su poder está la vivienda que buscas. En definitiva, a estas entidades no les interesa tener ese tipo de pasivos dentro de su cartera.

como conseguir una hipoteca

Realizar una buena comparación

Lo habitual es que comiences consultando las ofertas de hipotecas que hay en tu entidad bancaria. Sin embargo, puede que no sea la mejor a la que puedas acceder. Un fallo muy habitual consiste en fijarse exclusivamente en el tipo de interés, algo que tiene mucho que ver en el precio final de lo que se va a pagar, pero que no es del todo lo único en lo que fijarse. Valorar el coste de vinculación es un buen punto de partida.

Además, te tocará realizar un buen tour por todas las entidades posibles. Quizás incluso te convenga cambiar de banco, aunque se trate de algo engorroso. Cambiar las Domiciliaciones de los recibos tampoco te llevará tanto tiempo, y para domiciliar la nómina en la nueva entidad, solo has de comunicarlo en tu centro de trabajo. Ten en cuenta que una hipoteca siempre es una relación a largo plazo, pero elegir la más adecuada puede hacerte ahorrar una buena cantidad de dinero. Puede que tu entidad bancaria, si conoce tus deseos de contratar la hipoteca en otra entidad, quiere sentarse a negociar las condiciones. Jamás hagas oídos sordos, ya que probablemente no les interese perderte como cliente.

La ayuda de un avalista

Contar con la figura de un avalista siempre es una buena garantía a la hora de poder conseguir tu hipoteca. Gracias a un aval, la entidad bancaria sabrá que hay una garantía de pago presente, y que en el caso de que no se puedan abonar las cuotas, algo nada deseable, cuenta con algo a lo que agarrarse. Para conocer más sobre la figura del avalista, te recomendamos que mires qué es un aval aquí. Un avalista puede ser cualquier persona, no tiene porque ser un familiar.

Consejo extra: tómate tu tiempo y asesórate

Solicitar tu préstamo hipotecario llevará tiempo, por tanto, no tengas ningún tipo de prisa. Actuará en tu contra y te harán tomar decisiones equivocadas. Por ejemplo, no leer detalladamente las propuestas de hipotecas y toda su letra pequeña. Hay una gran cantidad de comisiones que deben ser tenidas en cuenta. Ten además presentes los gastos asociados a la compra de una vivienda, que pueden ser del orden del 10 al 15 % del valor de esta.

Si no estás al tanto de toda la información financiera o tus conocimientos son limitados, contar con la figura de un asesor siempre es la mejor inversión. Las decisiones erróneas a la hora de contratar una hipoteca terminan pesando en el tiempo. Así que, busca ayuda en caso de necesidad para que todos los conceptos queden bien aclarados, y no tengas que pagar ni un céntimo demás por la contratación de tu hipoteca.

Con estos 5 trucos para conseguir tu hipoteca, y este extra final, podrás conseguirla una con mejores garantías. Y en el caso de que tu solicitud no fuese aprobada, no pienses que se acaba el mundo. El mercado de alquiler te permite mucha movilidad, algo muy necesario para los trabajos actuales. Hoy estás en España, pero puede que te surja una oportunidad en el extranjero que no desees rechazar. En este caso, la vivienda en propiedad no será un problema.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir arriba