Tarjetas

En nuestro país circulan actualmente más de 85 millones de tarjetas de diferentes tipos. Se han convertido en el instrumento más habitual para realizar pagos y retiradas de efectivo. Su puesta en valor ha sufrido un importante aumento durante la pandemia.

Las tarjetas son ya un instrumento de uso cotidiano. Las podemos encontrar tanto en modalidad de débito como de crédito. Las primeras nos permiten disponer del saldo que tengamos en nuestra cuenta corriente. Las tarjetas de crédito, sin embargo, ponen a nuestra disposición una cantidad mayor y que podremos abonar en cuotas de forma periódica.

Origen de la tarjeta de crédito

Lo que hoy es algo de uso muy corriente no de sus raíces a finales de los años 40 en los Estados Unidos. Un problema a la hora de realizar el pago en una cena de amigos derivó en la aparición de la tarjeta de crédito. Su explosión en nuestro país tuvo lugar a mediados de los años 80, siendo un gran instrumento a la hora de pagar compras de importante cuantía o de un viaje.

Como se consigue una tarjeta

Conseguir una tarjeta bancaria es bien sencillo, tanto que ya no es necesario acudir a tu entidad bancaria. Numerosas fintech, así como bancos virtuales, nos proporcionan tarjetas con comisiones bajas y que permiten la retirada de efectivo en prácticamente todo el mundo.

Tipos y usos

Saber combinar tanto las tarjetas de crédito como de débito nos proporciona una gran cantidad de ventajas. Siempre es recomendable disponer una de cada modalidad, nunca sabemos antes qué circunstancia nos podremos encontrar.

Tener una tarjeta en nuestro bolsillo nos abre las puertas cualquier lugar, teniendo además la ventaja de hacerlo siempre en un entorno seguro.

Utilizar y conocer las tarjetas es siempre la forma más sencilla de poder operar en cualquier comercio, ya sea físico o virtual. Cuentan además con numerosas protecciones que hacen de ellas un instrumento muy interesante y que es aceptado en cualquier lugar del mundo.

Por otro lado, las tarjetas se adaptan a tu economía. En el caso de las de crédito, eres tú quien puede variar la disposición de este disponible, aumentando o disminuyéndolo según tus necesidades. Además, muchas están asociadas a programas de recompensas, por lo que puedes disfrutar de ventajas a medida que las vas usando, como noches de hotel o puntos para canjear en líneas aéreas.

Descubre todo lo que las tarjetas bancarias pueden realizar por tu economía y como están a tu lado en aquellos momentos que más lo necesites.

Ir arriba