ventajas de pagar con tarjeta

Estas son las ventajas de pagar con tarjeta

Las tarjetas bancarias, en su modalidad de débito y crédito, constituyen una herramienta muy cómoda a la hora de realizar operaciones comerciales. Su uso está muy extendido en países desarrollados, y cuentan con la virtud de la comodidad. En este artículos hablaremos de las ventajas de pagar con tarjeta. Si todavía no usas alguna, quizás sea el momento de dar el paso y comenzar a emplearlas.

Las tarjetas como medio de pago

Las tarjetas bancarias han cumplido ya más de un siglo de existencia. Tal y como las conocemos, empezaron usarse en la modalidad de crédito a finales de los años 40 en Estados Unidos. Hoy en día, hay millones de tarjetas débito y crédito circulando alrededor del mundo. Cualquier entidad bancaria es capaz de ofrecer varias modalidades de ellas, que podemos elegir según nuestras necesidades. Pero pagar con tarjeta es más que un gesto que ya tenemos automatizado, posee una serie de ventajas enormes que no debemos desaprovechar.

7 ventajas de pagar con tarjeta

Las tarjetas bancarias cuentas con unas ventajas muy favorables para el cliente. Desde nuestra perspectiva, destacamos las siguientes:

  • Son cómodas: apenas ocupan espacio, de tal forma que puedes llevar varias en tu cartera. No abultan como las monedas ni los billetes. Incluso puedes llevarlas en tu teléfono o smartwatch.
  • Son más higiénicas: desafortunadamente el COVID-19 ha puesto en jaque a la sociedad y se nos solicita extremar las medidas de higiene. Las tarjetas bancarias son mucho más limpias que el dinero físico. Permiten el pago sin contacto y te aseguras que eres solo tú quien la manipula.
  • Son gratuitas: normalmente las de débito lo son; y algunas de crédito llevan un coste asociado que generalmente puede negociarse con la entidad bancaria.
  • Permiten operaciones internacionales: con ellas te evitas tener que cambiar dinero cuando viajas al extranjero.
  • Te protegen: suelen llevar asociados seguros interesantes que te cubren el uso fraudulento. Cosa que con el dinero en efectivo no pasa.
  • Puedes controlar tus gastos: el dinero físico se esfuma muy rápidamente. Por lo que una tarjeta bancaria permite controlar bien en lo que gastas tu dinero. Los pagos que realices quedan reflejados en el extracto de tu cuenta corriente, lo que puede dar lugar a que analices en qué inviertes tus ahorros.
  • Puedes pagar pequeñas cantidades: la bajada en el precio de las comisiones de los terminales TPV ha animado a muchos comercios a instalar datáfonos y a no solicitar compra mínima. Puedes pagar pequeños importes con tarjeta y salir siempre ganando.

Como puedes observar, pagar con tarjeta solo tiene ventajas. La inclusión de los sistemas contacless y la posibilidad de realizar pagos desde nuestro teléfono no ha hecho más que animar la difusión de este producto bancario. ¿Cómo utilizas las tarjetas en tu día a día?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir arriba