Préstamos a corto plazo

Préstamos a corto plazo

Los préstamos a corto plazo son un producto de crédito cada vez más popular. En un principio tenían mala fama, porque se consideraban productos usurarios. Sin embargo, tras la crisis de 2008 se saneó la práctica crediticia y hoy en día son un producto tan respetable como cualquier otro. ¿Quieres saber si te interesan estos préstamos?

Cómo funcionan los préstamos a corto plazo

El préstamo a corto plazo funciona como cualquier otro crédito:

1. El prestatario consulta la oferta de productos de crédito y solicita un préstamo al prestamista que mejores condiciones le ofrezca.

2. Formalizado el contrato, el prestatario tendrá que cumplir con el cuadro de amortización, abonando puntualmente las cuotas pactadas. Además, si se trata de una empresa o autónomo deberá computar el préstamo como un pasivo en su contabilidad.

3. Si el prestatario se retrasa en el pago tendrá que abonar intereses moratorios. Si, al contrario, desea anticipar el vencimiento, es probable que tenga que pagar una penalización por dicha anticipación.

4. Pagado todo el préstamo, este queda cancelado. En caso de no pagarse se podrá reclamar judicialmente y seguirá devengando intereses.

La única particularidad de un préstamo a corto plazo es que, por definición, debes devolverlo en el plazo máximo de un año. Aunque muchas entidades conceden préstamos semanales o mensuales.

Cuáles son las ventajas y desventajas de este tipo de préstamos

La principal ventaja de un préstamo a corto plazo es que, como suele ser de poca cantidad, puedes solicitarlo rápidamente y sin mucho papeleo. Además, si todo va sobre ruedas podrás cancelarlo en cuestión de semanas.

Esto te permite obtener una inyección de liquidez cuando más lo necesitas. Por ejemplo, para hacer frente a gastos imprevistos como la rotura de maquinaria, una sanción o un descuadre de caja.

Como desventaja, se puede decir que la prontitud del pago; ya que el tiempo máximo de devolución suele ser un año.  Por otra parte, la cantidad de financiación de los préstamos a corto plazo son de importes bajos. Por lo cual no se puede disponer para grandes proyectos, sino para casos puntuales.

¿Es rentable solicitar préstamos a corto plazo?

Los préstamos a corto plazo son rentables, debido a que sirven para solventar la falta de liquidez. Además, por ser de importes bajos, su aprobación es más fácil y rápida. Este tipo de préstamo es uno de los más solicitados en el actualidad en el mercado de préstamos online.

Por ejemplo, si gracias a un préstamo a corto plazo puedes pagar una cuota atrasada de otro préstamo con intereses moratorios más elevados la operación te saldrá a cuenta. O si gracias a estos préstamos puedes aprovechar una oferta en una compra y ahorrar más dinero del que cuesta tu crédito estarás ganando dinero.

En definitiva, los préstamos a corto plazo son productos de crédito interesantes como cualquier otro, con sus ventajas e inconvenientes. Antes de solicitar financiación siempre hay que estar informado. La mejor forma de hacerlo es consultar un comparador como Préstamos Ideales, en el cual podrás evaluar diferentes opciones de préstamos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir arriba