¿Puede mi banco solicitar mis datos a la CIRBE?

¿Puede mi banco solicitar mis datos a la CIRBE?

Si has solicitado algún tipo de préstamo o crédito a un banco, seguramente te hayas encontrado con el término CIRBE, acrónimo de la Central de Información de Riesgos del Banco de España. Pero, ¿en qué consiste? Y, sobre todo, ¿puede mi banco solicitar mis datos a la CIRBE? Vamos a responder a estas dudas para que no tengas problemas a la hora de leer la letra pequeña.

¿CIRBE qué es?

El Banco de España cuenta con una base de datos en la que las entidades financieras dejan reflejados los riesgos de sus clientes. Esta se actualiza todos los meses con la información que aportan las propias entidades. En ella se recoge información tanto de riesgos directos como indirectos:

– Riesgos directos. Préstamos o créditos cuyo titular es la propia persona por un importe superior a 6.000 euros.

– Riesgos indirectos. Avales y garantías de las deudas de otra persona distinta al titular. El importe debe superar los 30.000 euros.

Esta es una herramienta realmente útil tanto para el Banco de España como para el resto de entidades financieras.

Cómo funciona Cirbe banco España

El Banco de España utiliza la CIRBE para poder realizar los estudios sobre el sector, base para tomar el pulso de la economía de nuestro país. Además, gracias a esto se puede controlar el sistema financiero, evitando el aumento de los riesgos de manera innecesaria.

Las entidades bancarias también consultan la CIRBE a diario. Cada vez que un cliente solicita una hipoteca o un préstamo, el gestor debe acceder a esta base de datos para comprobar los riesgos de impago de la persona. Allí van a obtener información sobre las deudas que ya tiene pendientes, algo que va a ser determinante a la hora de conceder el préstamo. Además de conocer su estabilidad laboral o la capacidad de pago que presente.

Solicitud Cirbe. Pero entonces mi banco… ¿Puede o no puede?

Sí, la entidad bancaria con la que trabajes puede pedir tus datos siempre y cuando tú lo autorices por escrito. Se trata de una información confidencial pero pública. Es una base de datos que todas las entidades alimentan, pero a la que tienen que entrar mediante autorización del interesado.

Tú mismo podrías solicitar la información que aparece sobre ti en esa base de datos (no la de otras personas). De esta manera, si consideras que está equivocada o desactualizada, podrás solicitar que la rectifiquen. Además, también puedes saber qué entidades han entrado a tu ficha personal en los últimos seis meses.

Entonces, ¿puede mi banco solicitar mis datos a la CIRBE? La respuesta es sencilla: sí. Claro está que, si nunca has solicitado un crédito, préstamo o hipoteca, ni tampoco has sido avalista o garante para otros, no vas a aparecer en esa base.

Si estás buscando financiación, en Préstamos Ideales puedes encontrar variedad de préstamos; en los cuales hay opciones que aceptan ASNEF.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir arriba