Qué es la comisión de estudio

Qué es la comisión de estudio

¿Conviene adquirir más conocimientos sobre los préstamos? Elegir el mejor préstamo también consiste en entender todos los elementos que forman parte del trámite. ¡Se trata de que estés informado! Esa es la principal característica del prestatario inteligente. En el post de hoy te explicaremos qué es la comisión de estudio.

Qué es la comisión de estudio

Quizás a muchos les parezca un término conocido, o que hayan visto alguna vez, pero lo cierto es que pocos lo conocen. Como bien es sabido, además de los intereses, los préstamos conllevan una serie de comisiones en su apertura. Es cierto que existen préstamos sin comisiones, pero probablemente no sea el caso si la cantidad a solicitar es considerable.

Un ejemplo de ello, es cuando se desea tramitar una hipoteca. En esa circunstancia, el banco tiene que realizar antes un análisis del perfil financiero del cliente. El cual le sirve para comprobar la capacidad de solvencia como prestatario para afrontar el tipo de préstamo que solicita.

Dichas gestiones que tiene que realizar la entidad para determinar la solvencia llevan aparejado un gasto. Es lo que se conoce como la comisión de estudio de un préstamo.

Tipos de comisiones de estudio

La cantidad que cargue el banco por este trámite puede expresarse de diferentes maneras:

– Porcentaje sobre la totalidad del préstamo: simplemente aplican un tanto por ciento sobre la cantidad que has solicitado como comisión de estudio.

– Cantidad fija: en este caso, el banco ya ha estipulado una cantidad en euros que cobrará a sus clientes por el estudio.

– Combinación: ciertas entidades te pueden cobrar una comisión mínima acordada más un porcentaje sobre la cantidad.

Algunas entidades ya optan por eliminar la comisión de estudio de sus préstamos. Debido a que dicha comisión es más común cuando las cantidades son grandes. Pues ahí se requiere un análisis más complejo y detallado del cliente. Lo importante siempre es que las cláusulas del préstamo queden muy claras. Esta comisión debe aparecer debidamente identificada. Ya que la ley exige a las entidades que los préstamos financieros sean explicados con sus comisiones y en un lenguaje sencillo.

También te puede interesar:

Un dato muy importante sobre las comisiones de estudio

La ley no limita a los bancos respecto a la cantidad que pueden cobrar en este tipo de comisión. El banco es libre de decidir cuánto vale esta gestión. Ahora bien, de ninguna manera se estaría obligado a pagarla si finalmente se decide desistir del préstamo. Tampoco si el banco no lo concede. Incluso, aunque el estudio de solvencia ya se hubiera hecho.

El futuro de la comisión de estudio

La nueva Ley Hipotecaria pretende prohibir que los bancos cobren esta comisión con las solicitudes de hipotecas. Eso sí, podrán camuflar los gastos de estudio en la comisión de apertura, la cual se explicará en otra entrada.

¿Ha quedado claro qué es la comisión de estudio? Conviene recordar que ¡el acierto con los productos financieros pasa por mantenerse informado!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir arriba