Prestamos deducibles

¿Qué préstamos desgravan en la declaración de la renta?

A la hora de realizar la declaración de impuestos, muchas personas se preguntan si los préstamos que tienen contratados desgravan o tienen algún tipo de beneficio fiscal. Hemos preparado este artículo para que conozcas todo lo necesario sobre el tratamiento que tienen, dentro del ámbito fiscal, los préstamos. Damos todas las respuestas a la pregunta de si los préstamos son deducibles para que tengas claro cómo poder actuar.

¿Los intereses de un préstamo son deducibles?

Como regla general, los intereses de un préstamo no son deducibles. La razón es muy sencilla, no supone un incremento de la renta o del capital. Pero hay situaciones en las que si es posible desgravar o deducir los intereses de dicho préstamo. Sólo hay 2 situaciones en la que puedes hacerlo.

La primera de ellas es que ese préstamo sea hipotecario, es decir, destinado a la adquisición de una vivienda y debes haber firmado la compra antes del 1 de enero de 2013.

La segunda, que el préstamo esté destinado a mejorar un inmueble, que emplees ese dinero para realizar mejoras en una vivienda. Pero conviene hacer una puntualización, la vivienda ha de ser la habitual.

Dentro del territorio español hay dos excepciones, la de la Comunidad Foral de Navarra, cuya fecha se extiende hasta el 1 de enero de 2018, o el País Vasco, que sigue aplicando estas deducciones. Ambas comunidades tienen un sistema fiscal propio.

En todo caso, hay algunas comunidades que aplican cierto tipo de beneficios en el caso de adquisición de viviendas por parte de personas jóvenes o de que se reformen en sitios con alto riesgo de despoblación.

¿Cómo declarar los intereses de un préstamo?

En tu declaración de impuestos, habrás de marcar las casillas 501 y 502, siendo el importe máximo de 9.040.

¿Cómo tributa un préstamo en el IRPF?

Un préstamo no tributa en el IRPF. En el caso de préstamos entre particulares, tributa en el Impuesto sobre Transmisiones Patrimoniales y Actos Jurídicos Documentados y que queda regulado en el BOE. Para realizarlo bien, habrá de rellenar el modelo 600, ya que si no hacienda podría entender que se trata de una donación y que tiene otro tipo de tratamiento fiscal.

 ¿Cómo afectan los préstamos en la declaración de la renta?

A excepción de los dos supuestos anteriormente citados, el de un préstamo para la adquisición de una vivienda o para hacer reformas, un préstamo no tiene ningún tipo de efecto sobre la declaración de impuestos al no considerarse un incremento de capital.

Requisitos para obtener una deducción de impuestos por los intereses de tu préstamo

Cualquiera de tus préstamos al consumo o financiación por cualquier tipo de artículo no es deducible de impuestos. Por tanto, no trates de conseguir un beneficio fiscal por ello, ya que no es posible.

 ¿En qué situaciones el interés no es deducible de impuestos?

Prácticamente en cualquier situación, a excepción de las que hemos comentado, que se trate de un préstamo para adquisición de vivienda, firmado antes del 1 de enero de 2013, o destinado a reformas en la mejora de la vivienda habitual.

¿Es tu préstamo deducible de impuestos?

Recuerda que debe tratarse de un préstamo hipotecario para la compra de una vivienda y con fecha anterior a 1 de enero de 2013. O si el importe del préstamo es para mejorar tu vivienda habitual, sí que podrás deducir cierta cantidad de ese préstamo.

También te puede interesar:

¿Cuánto interés puedes llegar a deducir de tus impuestos?

Siempre y cuando se cumplan las condiciones de ser un préstamo hipotecario o destinado a mejorar la vivienda habitual, el importe máximo es del 15 %. Como la cantidad máxima es de 9.040 €, aplicando ese porcentaje tendremos que la cantidad máxima a deducir por un préstamo es de 1.356 €.

¿Merece la pena solicitar un préstamo aunque no se pueda desgravar?

Que un préstamo no se pueda desgravar no le quita ningún tipo de interés a la hora de solicitarlo. Por tanto, debes tener en cuenta que, si pides un préstamo es por necesidad, no porque vayas a obtener beneficios fiscales por ello.

Un préstamo merece la pena si nos vemos en condiciones de solicitarlo para mejorar ciertos aspectos de nuestro día a día, o bien para tener liquidez, o para hacer frente algunos pagos.

¿Los préstamos personales desgravan?

No, desgraciadamente un préstamo personal no tiene ningún tipo de deducción en tu declaración de impuestos.

¿Puedo desgravar mi préstamo de estudios?

Los préstamos para estudios son siempre una ayuda magnífica a la hora de afrontar todos los gastos necesarios durante nuestro periodo de formación.

Estos no pueden desgravarse, aunque debes tener en cuenta que los préstamos para estudios suelen tener un interés bastante bajo.

Ahora ya sabes todo lo que acontece con respecto a los préstamos deducibles. Si estás pagando un hipotecario o de reforma, consulta a tu asesor fiscal antes de realizar la declaración de impuestos.

Ir arriba