Cómo se contabilizan los préstamos

Cómo se contabilizan los préstamos

Conocer cómo se contabilizan los préstamos recibidos por una entidad financiera te permite llevar un control exacto de tus finanzas empresariales. Esto te evitará errores en la contabilidad y posibles sanciones asociadas.

¿Cómo se contabilizan los préstamos?

Si el préstamo es a largo plazo, es decir si el periodo de devolución es mayor que un año fiscal, se registra en la correspondiente cuenta de deudas a largo plazo de las entidades de créditos, también conocida como 170.

Una vez asentado el préstamo, sus gastos iniciales se registran directamente en la cuenta 669. Además, es importante realizar la contabilización de las cuotas que permiten ir pagando la obligación adquirida. Para realizar estas operaciones se necesita tener en cuenta la tabla de amortización del préstamo que provee la entidad financiera.

Así, debes entender con facilidad la información aportada en esta tabla y conocer el significado de los atributos que conforman sus columnas.

– Cuota: hace referencia a la cantidad de dinero que se debe pagar mensualmente, este valor incluye el interés y la amortización.

– Interés: es el coste que fija la entidad financiera por facilitar la suma acordada.

– Amortización: es la cantidad de dinero que realmente disminuye mensualmente la deuda contraída.

– Capital amortizado: representa el total de dinero que se ha liquidado satisfactoriamente.

– Capital vivo o pendiente: es el importe que no se ha pagado y, por tanto, falta por pagar.

Contabilización del préstamo

Para asentar el préstamo aprobado se debe de restar a la cantidad recibida. Es decir, el importe que pagaste por concepto de comisión de apertura. Asimismo, la deuda se divide en dos partes.

La primera: denominada a corto plazo, abarca la cantidad que tienes que pagar desde el mes 1 hasta el 12. De este modo, su valor coincide con el capital amortizado, precisamente en este mes 12. La segunda: a largo plazo contiene el monto restante. Por lo que, la parte a largo plazo, coincide con el capital vivo del mes 12.

Contabilización de las cuotas

En el pago mensual que realizamos a la entidad financiera se incluyen el interés y la amortización. Por su parte, la amortización queda registrada en la cuenta 520. En cambio, el interés se refleja en la cuenta 662. Es la amortización la que disminuye la deuda contraída.

Reclasificación de la deuda

Al final de cada año, es necesario que hagas una reclasificación de la deuda: los 12 próximos meses, que antes se consideraban parte de la cuenta a largo plazo, pasarán a conformar la nueva cuenta a corto plazo. Este proceso se repite todos los años hasta que se pague la totalidad de la deuda.

En resumen, saber cómo se contabilizan los préstamos te permite, como empresa, tener un mejor entendimiento de los compromisos adquiridos. De este modo, podrás hacer un reporting correcto de tu contabilidad en caso de ser requerido por las autoridades. También es importante encontrar una entidad que cumpla con tus necesidades. La mejor forma es comparar distintas opciones en Préstamos Ideales, la cual cuenta las mejores opciones del mercado.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir arriba