minicrédito

Qué es un minicrédito y cómo puedes beneficiarte de él

Los minicréditos son producto financieros muy adecuados para solventar pequeños problemas económicos. Se han popularizado de un tiempo para acá, así que si deseas conocer qué es un minicrédito, te invitamos a que continúes con la lectura.

Qué es un préstamo

Se trata de una operación o contrato que suscribimos con una entidad bancaria o financiera. En este contrato obtenemos una cantidad de dinero variable que debemos devolver en unos plazos establecidos. Un préstamo permite obtener liquidez a cambio de un interés que oscila entre diversos porcentajes. La obligación de quien contrata un préstamo es sólo la de devolver el capital más sus intereses. Los préstamos pueden ser personales, al consumo o hipotecarios.

Qué es un minicrédito 

Un minicrédito es un tipo de préstamo al consumo que cuenta con unas características muy claras.

  • Su importe no supera los 600 euros, teniendo un importe mínimo de 300 euros. Esta cifra es la que se aplica a España, ya que en otros países, los minicréditos tienen un importe superior, generalmente hasta los 900 euros.
  • El plazo de devolución es muy corto, nunca es superior a los 2 meses.
  • Se tramitan de manera telefónica o telemática.
  • Tienen un interés más elevado que los préstamos personales, ya que el plazo en el que se devuelve es muy corto. Por eso, no debe extrañarnos ver un minicrédito con una tasa de TAE de 4 cifras. Es algo totalmente normal, fruto de unos cálculos matemáticos.
  • Un minicrédito no tiene un importe inferior a 300 euros. En este caso estamos hablando de microcréditos.

Requisitos que debemos cumplir para acceder a un minicrédito 

Simplemente basta con ser mayor de edad. En algunas entidades se solicita tener cumplidos los 21 años. Además de tener el DNI o NIE en vigor, un número de teléfono y una cuenta bancaria española. Ser extranjero no es un inconveniente para acceder a esta financiación.

Muchas de las entidades no requieren el requisito de no estar incluido en un fichero de morosos. Es decir, si aparecemos en ASNEF podemos igualmente acceder a este tipo de productos. Demostrar ingresos recurrentes, como una nómina, es un punto favorable, pero tampoco es un requisito en gran parte de los casos.

Esto les hace ser unos productos muy atractivos para todo tipo de público, especialmente personas en situación de desempleo; o aquellas que no tienen una ocupación estable. Se trata de una forma de democratizar el acceso a la financiación, aunque no sea por cantidades muy elevadas.

Estas son las ventajas de los minicréditos

Para comenzar, gracias a los minicréditos es posible salir de apuros y momentos críticos con facilidad. Se trata de una manera de tener dinero sin tener que pasar por el engorro de pedirlo prestado a alguien o de ir al banco.

Por otro lado, los requisitos que solicitan las entidades bancarias son mayores. Estar libre de deudas impagadas, unos plazos más elevados que no proporcionan el factor de la inmediatez o tener que demostrar unos ingresos fijos. Son para muchas personas unos requisitos inasumibles.

Los minicréditos cuentan con una ventaja que los hace muy atractivos, y es la de poder tramitarse de forma remota. Ya sea registrándote en su espacio web, por una app móvil o con una llamada telefónica, los minicréditos son accesibles en cualquier momento.

Gracias a los minicréditos muchas personas hacen posible tener liquidez inmediata. Porque la celeridad con la que se conceden es su puntal fuerte. Una vez recibida la documentación, no pasan más de 2 horas hasta que recibas el dinero en la cuenta bancaria. Si comparamos esta rapidez con la de los bancos, que han de realizar numerosas comprobaciones, alargando los plazos, un minicrédito siempre sale ganando.

minicrédito

Lo que se puede hacer con un minicrédito

Este tipo de productos financiero permite cubrir las necesidades más recurrentes del día a día. Por ejemplo, acometer una reparación doméstica, arreglar una avería del coche o poder acceder a algún capricho de deseemos. Incluso es posible usarlo para afrontar una escapada.

Los difíciles momentos que nos han tocado vivir con una economía muy convulsionada y miles de familias en situación delicada. Son el caldo de cultivo ideal que hacen que los minicréditos triunfen, y no es fruto de la casualidad. Gracias a que la cantidad de la que se dispone no es muy elevada, recordemos que el tope son 900 euros, se hace más difícil sobreendeudarse. El plazo de devolución tan corto, de 1 o 2 meses, también cuenta a favor de esta financiación.

Consejos a la hora de pedir un minicrédito

minicrédito

Pedir un minicrédito es muy sencillo, si bien hemos de tener en cuenta algunos condicionantes que nos pueden hacer elegir mucho mejor.

  • Antes de lanzarse a contratar cualquier minicrédito, conviene tener presente que hay muchas entidades prestamistas. Ponemos a tu disposición un comparador para conocer cuál es el que más te conviene.
  • La cantidad a solicitar vendrá determinada por nuestra necesidad. En todo caso, recuerda que es un dinero prestado que has de devolver, por lo que no pidas más de lo necesario. Así te será más sencillo liberarte de la deuda.
  • Las entidades prestamistas suelen, en determinadas fechas, lanzar promociones especiales. Estas consisten en un tipo de interés más bajo, o incluso a coste 0. Si estás al tanto de estas ofertas, puedes obtener tu minicrédito a condiciones muy ventajosas.
  • Sé puntual en el pago, recuerda que a lo sumo son uno o dos meses. Si por cualquier causa vez que no vas a poder acometer el pago del préstamo, anticípate a la situación y ponte en contacto con la entidad antes de que venza el plazo. Siempre es posible encontrar una solución negociada que convenza a todos. Una vez que hemos contactado con ellos y expuesto nuestro problema, lo ideal es proponer un nuevo plan de pago gracias al cual ellos podrán cobrar la deuda y tu irte librando de ella. Nunca dejes una cuota sin abonar.
  • La Asociación Española de Micropréstamos pueden ayudarte a encontrar una solución, ya que muchas de las empresas prestamistas están asociadas a ellas. Poseen además un servicio de negociación y mediación.

Desconfía de una empresa de minicréditos que…

Te solicite dinero por adelantado antes de la concesión del préstamo. Se trata de una práctica totalmente ilegal y es castigada de forma severa por el banco de España. Los prestamistas sin escrúpulos que se dan a ello dan multitud de excusas, y todas tienen la misma raíz, desde pagar gastos notariales, realizar un estudio, ¡incluso pagar a la Agencia Tributaria! No caigas en su trampa y busca otra empresa.

Busca el mejor minicrédito para ti

Ahora que ya sabes qué es minicrédito y cómo puedes beneficiarte de ellos, lo mejor es que conozcas las ofertas de las que dispones en el mercado. Son buenos productos, muy atractivos y que dan respuestas a las necesidades del día a día como consumidores. Recuerda que un minicrédito puede hacer mucho por tu economía y dar solución a esos pequeños inconvenientes financieros.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir arriba