cargos no reconocidos

Qué hacer si tengo cargos no reconocidos en mi cuenta corriente

Es una realidad: nos preocupan nuestras finanzas. Los seres humanos siempre nos hemos preocupado de saber en qué se nos va el dinero y cómo lo gastamos. La facilidad con la que ahora accedemos a nuestras cuentas bancarias, ya sea desde un ordenador o teléfono móvil, hace que a veces salten las alarmas. Cuando se presentan cargos no reconocidos en nuestra cuenta corriente nos ponemos nerviosos, pero lo mejor es actuar con cautela y siguiendo estos pasos.

¿Qué son los cargos no reconocidos?

Por esta denominación se entienden que son aquellos cobros que se han abonado desde nuestra cuenta y que no somos capaces de asociar a ninguna compra o suscripción. Un cargo no reconocido no tiene por qué ser uno indebido, puede ser alguno del que no conozcamos detalles, y al aclararse, ya pasen a ser cargos reconocidos.

Actuar ante los cobros indebidos

En primer lugar, no te alarmes. Estos se aclaran de manera sencilla haciendo algo de memoria, o realizando una visita a nuestra entidad bancaria o financiera. Hemos de tener en cuenta que la denominación por la cual aparecen los cargos puede diferir mucho del nombre comercial. Es muy conocido el caso de una cadena de comida rápida, si pagas con tarjeta bancaria verás reflejado en el extracto la denominación «diviertete mientras comes».

Aunque lo normal es que un cargo no reconocido se identifique con solo hacer una llamada. Hay ocasiones en que el extracto nos detalla una sorpresa desagradable. Son cobros duplicados o no los hemos hecho nosotros. Toca ponerse manos a la obra y actuar con la mayor rapidez.

La comunicación con tu banco es fundamental, ya que un cobro duplicado puede resolverse de manera rápida. Pero uno indebido por uso fraudulento de la tarjeta requiere de otros mecanismos. En primer lugar, llama al servicio de atención al cliente de tu entidad bancaria para anular esa tarjeta de manera inmediata. Quienes actúan de manera ilegal van haciendo compras por importes no demasiado elevados, pero sí muy numerosos.

En segundo lugar, habla con tu oficina para informar de la situación. Hay ocasiones en las que son ellos mismos los que alertan al cliente, porque un pago desde el extranjero puede levantar sospechas. De todas formas, conserva la calma, los seguros asociados a las tarjetas se hacen cargo de este tipo de cargo. Pero para ello has de interponer una denuncia.

Un paso que no debes obviar

Dirígete a la comisaría más próxima e interpón una denuncia. Aportando toda la información que consideres relevante, como copia de los extractos. Si no quieres perder demasiado tiempo, puedes poner tu denuncia de manera telemática desde tu propia casa. Solo tendrás que imprimirla y pasar por la comisaría a que te la sellen. Ahorrarás bastante tiempo.

Una vez que tengas la denuncia presentada, ve con ella a tu entidad bancaria y detalla los hechos. Deberás aportar una copia de la notificación ante las fuerzas de seguridad. Es un documento que el banco necesita para poder reclamar a la aseguradora el importe de lo defraudado.

Como consejo final, ve consultando con regularidad tu extracto bancario. Puede alertarte rápidamente de si se han producido cargos no reconocidos. Y recuerda comprar en lugares seguros, sobre todo cuando lo haces por internet.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir arriba