prestamos coches

Comprar un coche: ¿Qué préstamo conviene más?

La adquisición de un vehículo es uno de los pasos que todo adulto da, al menos, una vez en la vida. Existen algunas personas que al comprar un vehículo ya comienzan a ahorrar para el próximo y se evitan tener que financiarlo. Comprar un coche a plazos no es una mala idea, podemos ajustar las cuotas y tiempo a nuestras necesidades. Hoy analizamos las diferentes formas de compra de un coche y cuál es el préstamo u opción de financiación mas conveniente en cada caso.

Consideraciones previas a la compra del vehículo

Lo ideal es siempre tener ahorrada una parte, lo que denominamos como «entrada» . Con ella, podemos reducir el importe de las cuotas, por lo que si la compra del coche no es urgente, ahorrar es una buena opción.

A la hora de comprar un coche, siempre hemos de ser realistas y fijarnos un presupuesto límite. Es muy habitual tener uno cerrado y que no termina siendo tal, ya que en el concesionario no paramos de añadir extras. Para no caer en ese error, la consulta previa a revistas especializadas o foros de internet es un punto favorable.

Una vez decidido el modelo y especificaciones del vehículo, podemos observar que hay algunas diferencias de precio entre concesionarios. El ahorro puede ser importante, por lo que siempre merece la pena preguntar.

¿Qué opciones se ofertan a la hora de comprar un coche?

Si hemos de financiar la compra, podemos acudir a nuestra entidad bancaria y solicitar un préstamo; o atender a la oferta de financiación que nos hagan en el concesionario. En ambos casos los requisitos van a ser los mismos, aportar nómina o aval, y toda la documentación que se precise.

Sin embargo, tanto el banco como el concesionario tienen un objetivo: vender. Los primeros querrán venderte su préstamo, los segundos el coche. ¿Qué hacer en estos casos? Muy sencillo, sacar la calculadora y hacer números. Muchos concesionarios hacen ofertas atractivas con tal de asegurarse la venta. Por ejemplo, o no se solicita entrada o se puede financiar el vehículo hasta en 10 años, nada menos que 120 meses. Como resultado tendremos una cuota cómoda, pero pagaremos una cantidad importante de intereses. ¿Es lo más adecuado para ti?

Como punto interesante, si es el concesionario quien se encarga de la financiación, nos evitamos visitas al banco. Ellos mismos reciben la documentación y en el propio establecimiento se realiza la firma. Suelen además tener algún detalle con los clientes, como regalar algún accesorio para el vehículo.

Los bancos ya ofrecen préstamos concretos para coches. Es un producto que goza de bastante éxito y que viene a aumentar la oferta de productos financieras. Si somos clientes fieles y con buen historial, la concesión del préstamo para comprar el coche no ha de suponer ningún problema. Puede que si ya tenemos otros préstamos o la hipoteca, pedir uno para un coche puede elevar el nivel de endeudamiento en la propia entidad y hacer saltar las alarmas. Siempre debemos elegir lo que más nos convenga.

Lo recomendable

Hacer uso del sentido común y aplicar criterios ajustados de compra. Como no, comparar cuál es la mejor oferta a la hora de solicitar un préstamo para comprar un coche. En Préstamos Ideales ponemos a tu disposición buenas ofertas de financieras y de entidades bancarias. Haciendo uso de nuestro comparador podrás obtener las condiciones que mejor se adapten a tu estilo de vida. Piensa bien y recuerda que un coche es una adquisición a largo plazo y que ha de proporcionarnos un buen servicio.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir arriba