llevar cuentas al dia

La importancia de llevar las cuentas al día

Para muchas personas, llevar las cuentas al día es un auténtico suplicio. Bien sea por falta de constancia o por simple descuido, el resultado siempre suele ser el mismo: sus cuentas no cuadran. A la hora de llevar una buena planificación financiera son necesarios diversos elementos. Por eso, en este artículo vamos a descifrar las claves para que puedas tener tus cuentas saneadas y no caigas en los típicos errores. Tu bolsillo y tu tranquilidad lo van a agradecer. Quién se dispone de una economía libre de incertidumbre vive muchísimo más tranquilos. Ahora es el momento de dar el golpe necesario para que tú puedas hacer uno de ellos.

Por qué debo ser estricto con mis finanzas

La economía personal suele tener, al igual que los grandes ciclos económicos, momentos buenos y malos. No siempre tenemos los mismos ingresos y gastos. ¿Cuántas veces te ha ocurrido que no puedes llegar a final de mes? Cualquier imprevisto da al traste con nuestra planificación. O te encuentras que es día 3 y todavía no has recibido tu nómina. Los pagos comienzan a acumularse y ya comenzamos con mal pie. La única manera de evitar estas situaciones no es otra que la de llevar las cuentas al día. Solo así puedes ganar en tranquilidad y evitar sobresaltos.

Una de las razones de por qué llevar las cuentas al día es siempre la mejor de las decisiones, es porque evitas la incertidumbre. Por ejemplo, si desconoces cuando te van a pasar un recibo, lo más probable es que estés inquieto durante mucho tiempo. O que cuando llegue no tengas saldo disponible en tu cuenta y tengas que pedir dinero prestado. O lo que es peor, que tu cuenta tengas un descubierto o tu cuenta corriente se quede en números rojos. Una situación que debes evitar a toda costa.

Las finanzas deben llevarse con precisión de un reloj suizo, es el único secreto para llevar las cuentas al día. A fin de cuentas, se trata de tu economía y la importancia que le des determinará tu marcha en la vida. Quienes no planifican bien su capital terminan cayendo siempre en los mismos errores: improvisación, falta de liquidez y, en el peor de los casos, situaciones de impago. ¿Te ves reflejado en alguna de estas características? Si has respondido que sí, llega el momento de tomar el mando de la situación y no dejar nada al azar.

llevar cuentas al dia

5 consejos para llevar las cuentas al día

Si deseas llevar las cuentas al día y salir de una vez por todas de esa situación de incertidumbre tan agobiante, lo mejor es que tomes notas de estos 5 consejos. Si eres capaz de hacerlos, seguro que tu economía puede tomar otro cariz, podrás respirar más tranquilo y hacer que esas situaciones nefastas pasen a la historia. Estas son los 5 consejos para que tu economía comience a ser de otra forma.

Sé consciente de tu nivel de ingresos

Uno de los errores principales de quienes no consiguen llevar las cuentas al día es no ser consciente de lo que ingresan. Reciben su nómina y no son capaces de ponerlas en perspectiva. ¿Cuánto me cuesta ganar este dinero? ¿Cuántas horas debo hacer para darme ese capricho? No se trata de ser un tacaño, pero sí que tengas conciencia del valor que tiene el dinero que percibes. Cuando se es capaz de cuantificar en esfuerzo el salario, es cuando se pone en valor. Y para ello, llevar las cuentas al día es básico.

Por otro lado, si los ingresos son siempre insuficientes, ¿por qué no plantearse aumentarlos? Nadie va a tocarte a la puerta para ofrecerte mejores condiciones, pero has de valorar tus habilidades y tratar de darte a valer. Seguro que puedes hacer mucho por tener más dinero cada mes en tu cuenta. ¿Has pensado en la cantidad de habilidades que posees? Muchas de ellas pueden servirte para alcanzar un buen nivel de ingresos y vivir más tranquilo. Así es más sencillo llevar las cuentas al día.

… y de tus gastos

El dinero tal y como llega también se va. Hay personas que el día 5 de cada mes ya deben pedir dinero prestado o solicitar una ayuda con su tarjeta de crédito. Esa es una situación que no puede darse por mucho más tiempo. Por tanto, haz una lista con todos tus gastos fijos y aquellos que responden a ocio y caprichos. Las conclusiones que saques pueden darte una orientación de cómo es tu economía. Vivir al día es un continuo estrés e influye notablemente en nuestro estado de ánimo.

Planifica con un calendario

Tener una economía saneada pasa siempre por hacer uso del calendario. En tu banca online puedes tener una fecha de cuáles van a ser los siguientes recibos que tengas domiciliados. Conviene siempre tener previsión para este tipo de gastos, tratando de que no nos pille por sorpresa. Sabes que hay gastos que se repiten de manera recurrente, como los servicios de luz, agua, gas o teléfono. Muchas veces puedes mejorar tu situación económica si pides que te pasen esos recibos en una fecha diferente. Quizás el día dos de cada mes te venga mucho mejor que tener que pagarlo el día 18. Consúltalo con tu proveedor de servicios para así llegar a una solución que te satisfaga.

Evita gastos innecesarios

Está claro que siempre hay que darse un capricho de vez en cuando, pero tu vida no puede basarse en esto. Gran parte del dinero se nos va por cosas por las que no nos damos cuenta. Esa compra compulsiva de lotería, ese café a media mañana que puedes ahorrarte perfectamente o visitar el supermercado en aquellos momentos en los que tienes más hambre, no hacen más que aumentar el agujero de tu bolsillo. Recuerda todo lo importante para llevar las cuentas al día.

Haz una reflexión y toma papel y lápiz, simplemente debes realizar un cálculo aproximado de todo el dinero que se te va a la semana en cosas totalmente prescindibles. Si ese dinero, o parte de él, consigues ahorrarlo, a final de año vas a tener una cantidad que puede llegar a ser muy interesante. Merece la pena intentarlo, ¿no crees?

Trata de tener un soporte financiero

Este punto es consecuencia de lo anterior y primordial para llevar las cuentas al día. Las personas que tienen ahorros tienen muchas menos posibilidades de pasar apuros económicos. Pueden enfrentarse a cualquier inconveniente gracias al esfuerzo que han ido haciendo durante un tiempo. Lo mejor es dejar de lamentarse y ponerse manos a la obra. No veas el ahorro como una obligación pesada o guardar el dinero que te sobra, sino un propósito importante que cambiará tu vida.

Tómalo como si fuese un pago obligatorio todos los meses, a medida que se va tomando conciencia de su importancia, te será mucho más fácil poder ahorrar. Si andas escaso de ideas, en este artículo puedes establecer un método de ahorro muy sencillo que te ayudará a aumentar tu nivel económico. Es el sistema 50-30-20, merece la pena que le eches un vistazo y te plantees ponerlo en marcha.

llevar cuentas al día

Cómo evitar la desorganización financiera

Para llevar las cuentas al día no es necesario realizar demasiadas malabares, basta con tener el propósito de tener tu dinero bien organizado, ya que te va a permitir ser mucho más solvente. Toma nota de estos consejos que te ayudarán a poner en orden tus finanzas.

Apps de control financiero

Tu teléfono móvil es un buen aliado a la hora de ayudarte a controlar tu finanzas. Hay muchísimas aplicaciones que pueden categorizar tus datos y presentarte gráficas detalladas. Hay otras que limitan tu gasto diariamente, no dejan de ser ayudas importantes para aquellas personas a las que les cuesta controlar su dinero. Dentro de estas apps, nuestra recomendación pasa por:

Propósito de cambio

Para conseguir llevar tus cuentas al día has de tener el convencimiento de que vas a hacer lo correcto. Puede que estés cansado de que cada mes te ocurra lo mismo. En vez de lamentarte, has de poner en marcha esta serie de mecanismos, ya que el cambio que se va a producir en tu vida por llevar las cuentas al día merece la pena. Y es que llevar las cuentas al día es la mejor de las inversiones que puedes hacer.

¿Te convences de lo importante de llevar las cuentas al día?

Sí, llevar las cuentas al día es todo lo que necesitas para provocar ese cambio tan necesario. Vivir en una continua situación de agobio financiero es totalmente estresante. Además, si andamos siempre en la cuerda floja, nuestras posibilidades de caer en una situación dolorosa son mucho mayores. ¿Acaso deseas estar en un fichero de morosos por haber llegado a un impago?

Lo mejor que puedes hacer por ti mismo, por la tranquilidad de los que te rodean y por tus cuentas es comenzar a tomar el control. Analiza bien tus gastos, sé bastante previsor en el pago de los recibos y sé consciente de hasta dónde puedes llegar. ¡Evita sobreendeudarte! Así, en el caso de una mala racha vas a poder afrontar esta situación con total solvencia y sin necesidad de tener que salir a la desesperada a buscar dinero. Nada mejor que llevar las cuentas al día,

Ir arriba