metodo-de-ahorro-50-30-20

Método de ahorro 50 30 20 para que tu dinero marche bien

No cabe duda de que ahorrar es siempre señal de tener una economía en buen estado. Para conseguirlo, vamos a comentarte un sistema de ahorro con el cual puedes llevar muy bien tus finanzas y que se denomina el método de ahorro 50 30 20. Si no has oído hablar nunca de él no te preocupes, ya que te lo vamos a contar para que puedas ponerlo en práctica. Si consigues regirte mediante esta norma, comprobarás como puedes aumentar rápidamente tu nivel de vida y no ir tan agobiado. Para ello, deberás poner en práctica ciertas medidas, algunas destinadas a fomentar el ahorro. Por el contrario, otras tendrán como objetivo reducir los gastos. Vamos adelante con el método de ahorro 50 30 20.

¿Qué es el método de ahorro 50 30 20?

Si quieres que tu economía no sea algo caótico y quieres ir ahorrando de cara al futuro, este sistema te interesa. El método de ahorro 50 30 20 consiste en destinar el 50 % para las necesidades básicas, el 30 % para gastarlo en lo que desees; ya sea un capricho, ropa, comida o masajes. Y el 20 % restante, este destinado al ahorro.

Debes saber que lo que te puedes ahorrar cada mes es la diferencia de lo que ingresas y lo que gastas. Un 20% es una cifra fantástica, pero si a la hora de hacer cuentas, las cantidades no están compensadas, ya sabes lo que debes hacer. Debes centrar tus esfuerzos en trabajar para que todas las cantidades se vayan compensando, y hay mecanismos para ello.

Las necesidades básicas, lo irrenunciable

Dentro de este epígrafe vamos a considerar todos aquellos gastos que son totalmente necesarios y de los cuales no nos podremos liberar. Por ejemplo, el pago de la hipoteca o del alquiler, las necesidades de alimentación y de vestuario, los suministros como agua, luz o gas; también los préstamos que tengamos contraídos o las necesidades de transporte.

Es obvio que no podemos vivir sin ellos, aunque hay algunos que se pueden reducir. Por ejemplo, si tienes la suerte de haber terminado de pagar la hipoteca, tus gastos básicos van a disminuirse de una manera grande. Podrás además destinar ese dinero a aumentar tu base de ahorro. Si tu sueldo neto mensual es de 1800 euros, no deberías destinar más de 900 euros al pago de todas tus necesidades básicas, es decir, el 50%. Pero si tomas papel y lápiz, puedes que compruebes que estás destinando una cifra mayor.

Entonces es el momento de categorizar todos los gastos irrenunciables y ver en cuáles de ellos puedes ahorrar algo. Por ejemplo, quizás sea el momento para comparar lo que pagas por todos tus suministros. En la actualidad hay muchas ofertas de servicios, por lo cual puedes valorar la posibilidad de realizar un cambio de compañía. Un buen punto de partida puede ser el de conocer más a fondo las tarifas de telefonía; puede que estés pagando más de la cuenta y un simple vistazo a otros operadores te hagan ahorrar dinero.

Andarse con ojo con las compras

La cesta de la compra diaria también supone un esfuerzo muy importante. Puedes ahorrar bastante dinero en este sentido sin dejar de comer en condiciones. Muchas veces entramos en el supermercado por puro capricho y llenamos una cesta de productos que tienen como objetivo paliar o saciar nuestras ansias. Está claro que darse un capricho de cuando en cuando nunca viene mal, pero recuerda ir al supermercado siempre con una lista cerrada. Valorar las ofertas de las distintas tiendas también contribuye a que reduzcan los gastos en este sentido.

El transporte también supone una merma importante hacia nuestra economía. Es obvio que probablemente no puedes renunciar a tu vehículo para ir al trabajo, pero si valorar opciones interesantes de coches compartidos o plantearte el uso de transporte público si este llega hasta tu centro de trabajo.

Puede que, tras realizar algunos ajustes, si te pasabas de ese 50 % destinado a tu necesidades básicas, hayas conseguido rebajar la cifra. Es un buen punto de partida para hacer que tu economía se encuentre en mucho mejor estado. ¿Ves con funciona el ahorro 50 30 20 ?

Los gastos prescindibles, el 30%

Dentro de esta categoría incluiríamos a todas aquellas actividades de ocio, como puede ser salir a comer fuera de casa, realizar una pequeña escapada o darte el capricho que deseas. Para un sueldo de 1800 € netos mensuales, destinaríamos un total de 540 € a este tipo de actividades. A decir verdad, esta cantidad es más que suficiente para poder realizar todo aquello que deseas. Siempre y cuando no descuides ni la categoría de servicios básicos ni la del ahorro, puedes hacer que el dinero que destines a esta categoría aumente. Si usas una tarjeta de crédito, vigila cómo lo haces y limita el saldo disponible de tu tarjeta.

Pero lo mejor de todo es que hay meses que quizás no sea necesario destinar esta cantidad o porcentaje y puedas acumular como ahorro. Es decir, puedes jugar con las cifras para que en aquellos meses en los que no vas a hacer nada en especial. Así el 20 % que vas a destinar al ahorro se convierta en más todavía.

Ahorrar, el último 20%

El ahorro es la base de una economía en buenas condiciones, y nos permite afrontar cualquier tipo de dificultad con ese dinero que ya tenemos guardado. El ahorro es fruto de una educación financiera en buenas condiciones, y destinar el 20 % de los ingresos netos mensuales es lo ideal. Para un sueldo de 1800 € mensuales, estaríamos destinando 360 € cada mes a ser ahorrados. Por tanto, al cabo de un año tendrías 4320 € disponibles en tu cuenta corriente para destinarlos a lo que deseas.

Piensa además que si dispones de 14 pagas anuales, lo habitual en España, la cifra aumentaría hasta los 5040 €. Son muchísimas las cosas que puedes realizar con esta cantidad de dinero cada mes. Una de ellas es la de amortizar cuotas de los préstamos que tengas pendientes, o bien, destinarlo como entrada para el cambio de tu vehículo.

Sobre la manera de ahorrar este dinero hay opiniones diferentes. Hay personas que se decantan por la clásica hucha, que no deja de ser un sistema de ahorro que siempre es efectivo. También una práctica muy común es la de los sobres. Pero tampoco es conveniente guardar grandes cantidades de dinero en tu casa. Es mucho mejor abrir una cuenta corriente separada a la cual se destinará de manera automática este dinero mediante una transferencia a principios de mes. Programa desde tu banca online una transferencia automática al comienzo de mes hacia esa cuenta.

Para evitar tener que echar mano de este dinero, solicita a tu entidad bancaria que no te proporcionen una tarjeta. De esta forma tendrás que ir directamente a la oficina cuando quieras disponer de él o realizar una transferencia mediante tu banca online. Quien evita la tentación, evita el peligro.

Ahorrar, el medio para hacer crecer tu dinero

Para conseguir ahorrar no solamente debemos apartar dinero cuando comienza el mes o vigilar nuestros gastos en el supermercado; también hay sencillos cambios que podemos aplicar en nuestra vida y que son realmente efectivos.

Uno de ellos es el de apuntar todos los gastos que realizamos, hay bastantes aplicaciones móviles que lo hacen y que permiten tener una visión muy clara de por donde se nos está escapando el dinero. Puede ser lo que necesitas para comprobar cuál es el destino de este. También es interesante que antes de realizar una compra de un valor que sea importante, reflexiones si esta es necesaria o prescindible. Es el momento de valorarla y de pensar, así evitarás tentaciones rápidas que son las que van mermando tu bolsillo.

metodo-de-ahorro-50-30-20

Piensa además que el ahorro no solamente es un método para conseguir cierta estabilidad y tener un colchón en caso de necesidad. Ahorrar también es una inversión para el futuro, por lo que puedes establecer un plan efectivo para encontrarte con un dinero interesante en cuanto te jubiles.

¿Qué ocurre si no puedes ahorrar el 20%?

Aunque esta cifra es la ideal y la que nos asegura una economía en buenas condiciones, no pasa nada si al principio no puedes con ella. Al menos, que puedas establecer el hábito de ahorro con una cantidad menor ya es de por sí un logro importante. Para ello, debes establecer un plan realista adaptado a tus posibilidades. Revisa también tus cuentas y el destino que le das a tu dinero tomando lápiz y papel y analizándolo todo. Aunque al principio ese objetivo no se cumpla, ya habrás dado el paso necesario para alcanzar esa meta.

Ten presente que el ahorro es algo que tiene un impacto muy importante nuestra mente. Es decir, si vemos cómo nuestro dinero crece, de manera automática hemos realizado un aprendizaje y seremos conscientes de la importancia de guardar algo todos los meses. Aunque en un principio pueda parecer irrealizable para algunas economías; simplemente bastará con realizar pequeños cambios para que puedas ahorrar casi sin darte cuenta. El método de ahorro 50 30 20 ayuda a que así sea y puedas tener una relación diferente con tus finanzas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir arriba