prestamos con asnef sin aval

Préstamo con ASNEF y sin aval, ¿existen?

La economía es compleja y sufre continuos vaivenes. De hecho, una persona o familia puede vivir de manera holgada y por un cambio de circunstancias encontrarse con problemas económicos. En esos momentos la solvencia queda en entredicho, las facturas se acumulan y comienzan los impagos. A fin de cuentas los problemas requieren de soluciones. Pero, ¿cómo actuar cuando sufrimos el inconveniente de la asfixia financiera? ¿Dónde llamar cuando ya no podemos más? Un préstamo puede ser la solución, incluso si estás en ASNEF y no hay posibilidad de aval. Te contamos cómo actuar ante este tipo de casos, pero ya te decimos que para todo hay una solución.

Situaciones por las que acabas en ASNEF

La Asociación Nacional de Establecimientos Financieros de Crédito o ASNEF cuenta con un fichero en el cual se registran a personas que han incumplido por cualquier causa una obligación dineraria, como puede ser el pago de un préstamo. Este fichero es de carácter informativo para las entidades asociadas, de tal manera que pone sobre aviso a entidades de crédito sobre la situación deudora de alguien.

Acabar en el fichero de ASNEF puede ser simple. Basta con que dejes de abonar durante un tiempo la letra de un préstamo o te desentiendas de la financiación de un producto de consumo para que puedas acabar incluido en ASNEF. Esto es bastante gravoso, ya que imposibilita conseguir financiación o comprar un producto a crédito mientras se esté registrado. Por tanto, mientras tengamos una deuda pendiente por pagar, tenemos totalmente cerrado el grifo de la financiación.

Para estar en ASNEF no es necesario que tu deuda sea muy abultada. Basta con algún recibo pendiente de teléfono para que podamos ser incluidos. Además, nuestra inclusión no tiene por qué sernos notificada de ninguna manera, por lo que podemos estar incluido en este fichero y estar completamente ajenos a la situación. Es entonces cuando deseamos sacar dinero a crédito de la tarjeta o comprar a plazos una lavadora cuando no podemos hacerlo. No como solventes ante la entidad de crédito. Un inconveniente añadido a una situación que puede llegar a ser asfixiante.

¿Qué es un aval?

Un aval es un concepto interesante que debes entender. Cuando una persona desea obtener un préstamo o un bien, como un vehículo o un inmueble, si sus ingresos son algo ajustados puede ser necesario un aval. No es más que la presentación de un patrimonio por parte de otra persona, denominada avalista. Es la que responde ante la entidad de crédito en nuestro nombre. En caso de que nosotros recurramos en un impago recurrente, la entidad puede ir a reclamar ante el avalista lo adeudado, que será quien responda con su patrimonio.

Para que alguien se convierta en avalista de otra persona no es necesario ningún tipo de vínculo. Solo existe el deseo y voluntad de hacerlo. Por tanto, un avalista puede ser un buen amigo o un allegado. Este adquiere ante la entidad el compromiso de atender la cantidad necesaria en caso de impago. El problema suele ser que nadie nos desee avalar si nosotros no tenemos patrocinio como una vivienda. Y es que no deja de ser un ejercicio arriesgado la de avalar a una persona, sobre todo cuando la situación es delicada.

¿Puedo conseguir un préstamo con ASNEF y sin aval

Para aquellas personas que se encuentran en la tesitura de los problemas económicos graves, conseguir un préstamo puede ser una tabla de salvación. Sin embargo, cuando la situación es límite y no se posee aval y encima se está en ASNEF, todo es más complejo. ¿Quién se atreve a avalar a una persona en estas circunstancias? Siempre hay un resquicio para la esperanza, ya que las empresas de préstamos rápidos han sido capaces de recoger esta situación y de ponerse manos a la obra. Sí, hay algunas de ellas que ofrecen solución para las personas que necesitan un préstamo con ASNEF y sin aval . De esta forma. consiguen solucionar ese problema tan urgente.

Si te encuentras en esta situación, siempre puedes consultar aquí las posibilidades de préstamos personales y encontrar una empresa que pueda ofrecerte financiación. Bastará con exponer tu situación y tener preparado tu DNI. Si puedes demostrar cuál es la cantidad por la que te encuentras en ASNEF o si tienes algún tipo de ingreso recurrente, las posibilidades de éxito aumentan. Cada caso es diferente por lo que te interesa mirar algo más si piensas: estoy en asnef y necesito un préstamo.

Prioridad = saldar las deudas

Solo te queda saber si tu solicitud de préstamo es aprobada y así poder conseguir tus objetivos. Pero también te recomendamos que antes que nada seas capaz de librarte de esa anotación en ASNEF. Salir de ese fichero es la mejor de las noticias y te hará estar de nuevo en la pomada. Es importante saber salir de ASNEF para estar fuera del fichero lo antes posible. Obviamente lo primordial es saldar las deudas con tu acreedor para que tu cancelación de esa lista se realice con éxito. Seguro que puedes respirar con mayor tranquilidad desde ese mismo momento.

Por eso, ante la pregunta de si puedes conseguir préstamo con ASNEF y sin aval, la respuesta es categórica, sí. Pero ahora bien, es importante que sigas unos consejos para evitar entrar de nuevo en un fichero de impagados. Te vamos a proporcionar unos consejos que pueden ayudarte a conseguir que tu libertad económica sea mayor y vivas de manera más holgada. Ahora es el momento de comenzar a tomar el rumbo de tus finanzas, por lo que un préstamo rápido puede ser incluso de gran ayuda.

Educación financiera

En los colegios y escuelas no se enseña prácticamente nada sobre finanzas, y cuando se abordan estas materias, es de una manera poco práctica. Un alumno de secundaria puede no llegar a saber lo que es un préstamo, que es la TAE o cuáles son las formas de conseguir una hipoteca en buenas condiciones. Esto tiene como consecuencia que se llegue a la edad adulta sin haber tenido las bases bien formadas. Como no puede ser de otra manera, las malas decisiones pueden ser la tónica y con ellas llegar los problemas. Por tanto, si deseas que tu salud económica se mantenga fuerte, no dudes en hacer caso a estos consejos.

Ten presentes cuáles son tus posibilidades reales

Debes ajustar tu economía a tu situación personal y no tratar de vivir por encima de lo que tu bolsillo te deje. Si lo que deseas es tener libertad económica, aplica planes efectivos de ahorro, cíñete a presupuestos y ponte en marcha para que tu economía mejore. Siempre puedes optar a empleos de mejor salario, pluriemplearte o ser un emprendedor. Hay muchas opciones con las que puedes obtener mejores ingresos. De hecho, muchos trabajos pueden realizarse de forma online sin ningún tipo de inconveniente, por lo que lo tendrás muy sencillo.

Reduce gastos, evita lo que no necesites

Puedes acometer medidas de ahorro muy acertadas con solo cambiar de hábitos. Por ejemplo, si cada día tomas un café en el bar, puedes espaciar esas visitas y tomarlo en casa. Piensa que cada vez que lo hagas estarás ahorrando una media de 1,20 euros. Bastarán 20 cafés no tomados en el bar para ya tener en tu bolsillo 24 euros. Una cantidad más que suficiente para hacer la compra diaria del súper. ¿No crees que puede ser un buen comienzo? Si haces esto con algunas cosas más, verás como el dinero comienza a volver a tu bolsillo

Descubre cuáles son las mejores condiciones para dinero

Puede que estés pagando una buena cantidad de comisiones que puedes irte ahorrando si las negocias. Recuerda que los bancos no van a mejorarte tus condiciones a no ser que lo pidas. Por eso, no dudes en cambiar de entidad bancaria si no terminas de estar satisfecho con esos servicios. El ahorro puede ser importante y tu economía puede recuperarse con mayor rapidez. Debes ponerte en marcha cuanto antes para conseguirlo y no permitir que tu dinero se escape ante tus ojos.

prestamos con asnef sin aval

Mantente al día con la información financiera

Leer información financiera también puede ayudarte a comprender el complejo mundo del dinero. Por eso, no dudes en seguir este blog para conseguir la información más interesante. Podrás entender cómo puedes mejorar tu economía. Si poco a poco vas consiguiéndolo, nos cabe duda que mejorará tu educación financiera. Basta con dedicar solo unos minutos a la semana para que puedas entender los entresijos de las finanzas domésticas y personales. Así podrás poner en marcha los mejores mecanismos de ahorro y gastar con mucha más cabeza. Todo para evitar tener situaciones tan desagradables como la de aparecer en un fichero de morosos.

Por tanto, si tu situación económica es delicada no lo dudes. Puedes informarte y saber más sobre algunos préstamo con ASNEF y sin aval. Seguro que te servirán para salir de esa situación y ser un verdadero estímulo para que tu economía mejore. Así que no lo tienes tan mal como piensas. Con estos consejos y sabiendo que puedes conseguir un préstamo online con ASNEF sin aval, tus opciones vuelven a tener valor.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir arriba