Seguros para préstamos

Seguros de préstamos bancarios, ¿Es obligatorio?

Algunos de los préstamos más importantes que se contraen a lo largo de la vida de un ciudadano medio, como las hipotecas. O los relativos a la compra de un vehículo nuevo o al acceso a la educación, suelen venir acompañados de seguros para préstamos. Contar con un seguro de este tipo aporta diversas ventajas e inconvenientes. El coste de aplicarlo encarece el importe final del préstamo, aunque por otro lado aporta seguridad del mismo modo que lo hacen otros productos, como los seguros de vida.

¿Qué son los seguros para préstamos?

Los seguros para préstamos permiten a los familiares del asegurado estar exentos del resto del pago de un préstamo; en caso de fallecimiento invalidez del titular. Se encuadran dentro de la categoría de seguros de vida, y sus características se asimilan a las de estos. Pues estos cubren los riesgos que puedan afectar a la integridad salud de las personas.

Disponer de este producto garantizará el pago de la deuda, además proteger a los familiares. De manera que no serán responsables de afrontarlo en caso de que ocurriese alguna de las circunstancias comentadas.

Al efectuar la compraventa de una vivienda, se realiza también el contrato de préstamo hipotecario; en el que se encontrará la posibilidad de optar por la póliza de seguro. Algunos bancos pueden incluso exigir su contratación para poder concederlo, ya que supone un menor riesgo para la entidad financiera.

¿Cuántos seguros para préstamos existen?

Existen principalmente dos tipos de préstamos de estas características:

seguros de protección de pagos anual renovable

En primer lugar, los seguros de protección de pagos anual renovable, o según sus siglas, TAR. Su prima se paga anualmente, y cubre las garantías de fallecimiento e incapacidad.

Seguro de protección de pagos con prima única financiada

Por otro lado, el segundo tipo de préstamo con póliza de seguros es el seguro de protección de pagos con prima única financiada, o también conocido como PUF. Su prima se cobra completamente cuando sea puesto en marcha, y se suma al del préstamo en sí. Cubre situaciones como el el fallecimiento, el desempleo y la incapacidad laboral transitoria.

¿Es obligatorio contar con un seguro para el préstamo?

Los seguros para préstamos no son obligatorios bajo ningún concepto. Sin embargo, se debe admitir que los bancos son insistentes con los clientes para que los contrate. En algunas entidades podrían denegar la concesión del préstamo implícitamente por no haber optado por el seguro.

Dicho lo anterior, es realmente recomendable disponer de un seguro de este tipo. Ya que muchos préstamos pasan a formar parte de la vida del prestatario durante bastantes años. Por lo tanto, en caso de que ocurriese cualquier incidente que suponga la inhabilitación para trabajar y proveer los fondos necesarios para el pago del préstamo; la familia no sufriría esta falta de dinero repentina. En Préstamos Ideales podrás consultar distintas opciones de financiación con y sin seguro.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir arriba