formas de ahorrar dinero

Los mejores sistemas para ahorrar fácilmente y sin esfuerzo

En estos momentos tan complejos que estamos viviendo, muchas personas buscan la manera de obtener un colchón económico. No vamos a negarlo, son tiempos difíciles en los cuales demasiados empleos están en la cuerda floja. Por eso vamos a repasar cuáles son las mejores formas de ahorrar dinero y poder afrontar los momentos duros con algo más de holgura. Hay que prepararse para todo lo que pueda ocurrir.

¿Qué es el ahorro?

En la práctica, sabemos de qué se trata, pero en términos económicos el ahorro es la parte de los ingresos que no se consume. Es lo que se guarda para una inversión futura. Esta puede ser desde un gasto común o imprevisto. O bien puede destinarse a un objetivo, como la compra de un vehículo. Si se gasta menos de lo que se ingresa, se produce ahorro. En 2019 en España, la tasa de ahorro se situó en un buen valor, el 7,4 por ciento, según el Instituto Nacional de Estadística.

Formas de ahorrar dinero fácilmente

En primer lugar, ahorrar es una cuestión de voluntad y muchas veces surge de la propia necesidad. Aunque parezca que no, ahorrar dinero es posible si nos lo proponemos. Para comenzar, es necesario hacer un análisis de todos aquellos gastos que tenemos. ¿Alguno es superfluo? ¿Cuánto pago por los servicios esenciales? ¿Existen alternativas? Todas estas preguntas debes hacértelas si tu propósito es el del ahorro. Revisar los gastos siempre da resultado y puede hacerse a la manera tradicional, papel y lápiz, o con alguna app móvil.

La socorrida hucha y la cuenta de ahorro

El método de la hucha es siempre efectivo, si bien puede actualizarse a algo más sencillo. Traspasar cada mes una cantidad de dinero a otra cuenta de la cual no podamos sacar efectivo fácilmente. No conviene ponerse metas demasiado elevadas que no podamos cumplir, sino partir de una base realista.

Si eliges la hucha, te proponemos una forma fácil de ahorro que puedes comenzar cada 1 de enero. Sabes que cada año tiene 52 semanas. Consiste en meter cada semana la cantidad de euros de la semana en la que se encuentra el año. Es decir, la primera semana metes 1€, la segunda 2 y así sucesivamente. ¡Recuerda que en diciembre vas a tener que meter casi 200 euros! No deja de ser casi un juego con el que te vas a encontrar a 31 de diciembre con 1378 euros.

Pequeños sacrificios y revisión

Piensa también en cuántos cafés tomas cada día en la calle, quizás puedas pasar con uno menos. Aplícalo a actividades cotidianas. comprueba si antes de comprar cualquier cosa no la tienes ya en casa. Evita realizar compras innecesarias y compulsivas, y si tienes la mano muy suelta, aléjate de las tarjetas de crédito. Puedes adquirir cosas que no necesitas realmente y sobreendeudarte.

Repasa todas aquellas suscripciones que no utilices y darlas de baja. Por ejemplo alguna revista que recibas mensualmente y termina sin leer en el contenedor azul. Si tienes domiciliados gastos fijos como servicios de electricidad, gas o algún seguro, no pierdes nada llamando y solicitando un cambio de tarifa. Puede que estés pagando de más por simple desconocimiento o dejadez.

Ahorrar en bancos es posible

Revisa lo que te cobra tu banco por las tarjetas de crédito, comisiones de mantenimiento y demás. Probablemente con una llamada o visita a la propia entidad consigas un ahorro importante. Si no es así, hay una amplia gama de bancos entre los que elegir y que te recibirán con los brazos abiertos. Y hablando de productos bancarios, destina parte del ahorro a reducir deuda que tengas contraída, el ahorro en intereses es notable.

En definitiva, ahorrar no quiere decir llevar una vida espartana alejada de todo capricho. Es fijarse un objetivo y tratar de cumplirlo. Si se convierte en hábito, vivirás con mayor holgura y tendrás un remanente de dinero que puede venir bien en momento complicados como este.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir arriba