que es un neobanco

Los neobancos: qué son y cómo funcionan

Vivimos en una sociedad tecnológica, el siglo XXI no ha hecho más que dar un paso de gigante en este aspecto. La banca tradicional va teniendo sus días contados, y las entidades lo saben. El auge de un nuevo concepto, el de los neobancos, viene pegando fuerte. En este artículo te ayudamos a comprender qué es un neobanco y cómo funciona.

El ocaso de la banca tradicional

Hasta hace muy poco, la banca no se entendía sin unas oficinas aburridas, donde las esperas solían ser largas y el trato poco cálido. La desaparición de muchas oficinas bancarias gracias al auge de la operativa por internet, ha hecho emerger un nuevo concepto, el de los neobancos. La banca tradicional ha terminado sucumbiendo ante la modernización bancaria reciente; y ante este nuevo elemento, muy apreciado entre la gente más joven.

¿Qué es un neobanco?

Los neobancos son entidades financieras que operan y dan generalmente los mismos servicios que las entidades tradicionales, pero con una diferencia notable: no tienen entidades físicas. Cuentan con licencia bancaria, por lo que tu dinero está garantizado. Toda la operativa se realiza a través de internet, ya sea desde un ordenador o desde una app móvil. Si bien no existe una atención personalizada ni nadie que te atienda en persona, poseen unos canales de comunicación tanto vía chat como telefónica muy efectivos. Son entidades modernas para gente que no quiere de ataduras, complicaciones ni esperas.

Los neobancos pueden ser utilizados por cualquier usuario. Aunque su aspecto dinámico y su operativa exclusiva por internet lo hacen un producto ideal para personas inquietas y jóvenes. Algunos de ellos, al ser de origen foráneo, ofrecen cuenta bancaria con IBAN extranjero, pudiendo en el caso de N26, elegir entre el IBAN alemán de origen o uno español. Ofrecen además de tarjetas, algunas de ellas virtuales, productos bancarios como fondos.

¿Cuáles son sus ventajas?

Los neobancos poseen bastantes ventajas, pero conviene destacar tres de ellas:

  • Facilidad para abrir una cuenta: generalmente basta con una videollamada en la que se nos verifica la identidad. O enviar a través de una aplicación una copia o fotografía de nuestra DNI. Abrirse una cuenta es muy sencillo y en cuestión de minutos.
  • Operativa ágil: todo puede hacerse desde tu teléfono, lo que nos permite ganar en agilidad. El teléfono móvil y el smartwatch ganan la batalla en las finanzas.
  • Pocas comisiones: o ninguna. La operativa suele ser completa, aunque si quieres alguna opción más destacada. Como una atención personalizada, o una mayor cobertura en tu tarjeta bancaria, puedes optar a planes premium por una cantidad mensual.

Por razones como ellas, los neobancos siguen captando cada vez más clientes,. Han sabido plantar cara a la banca tradicional y hacer que se sacudan el polvo. Si ya hay cosas que no hacemos igual que hace 20 años, una de ellas es la de gestionar nuestro dinero. ¿Eres usuario de algunos de estos neobancos?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir arriba