intereses abusivos

Intereses abusivos en créditos al consumo

En la actualidad, financiar cualquier compra o solicitar un préstamo es algo de lo más habitual. Sin embargo, hemos de tener en cuenta el tipo de interés que estamos pagando por esas operaciones. Los intereses abusivos son una práctica demasiado común y que muchas veces no es tenida en cuenta por el propio consumidor. Bastará con echar números para ver cuánto se ha pagado demás. El abuso bancario y de algunas entidades de crédito está a la orden del día, por lo que te invitamos a descubrir más sobre los intereses abusivos y cómo puedes reclamarlos el caso de que te hayan sido aplicados.

¿Qué son los intereses abusivos?

En muchas ocasiones se desconoce por completo que sean los intereses abusivos. Esto se debe principalmente a la falta de educación financiera por un lado, y por no tener la capacidad de comparar con otro tipo de préstamos. Los intereses abusivos terminan minando la economía de cualquier usuario que contrate préstamos de estas características. Si queremos buscar una definición de intereses abusivos, quizás la más acertada sea referirse a aquellos intereses que superan de manera notable los habituales de un préstamo.

¿Cómo sé si se me aplican intereses abusivos?

En este aspecto conviene llevar un poco de cuidado, ya que si no sabes si se te están aplicando intereses abusivos y te decides a realizar una reclamación, puedes encontrarte con una respuesta negativa. Es muy sencillo de entender. Hay intereses en algunos préstamos que rondan el 20 %, evidentemente esto es una cantidad muy alta, pero no se le puede achacar ser un interés abusivo de manera general.

Si piensas que se te están aplicando intereses abusivos en un préstamo bancario, una financiación al consumo o en una tarjeta de crédito, esto es lo que debes hacer, lo mejor es reclamar intereses abusivos.

¿Cómo reclamar intereses abusivos?

El proceso para reclamar los intereses abusivos puede ser largo y tedioso. Generalmente suelen acabar en el juzgado, por lo que prepárate para un mínimo de un año de litigio. Por tanto, deberás tener a tu lado a tu abogado, que será quien te guíe durante todo el proceso de reclamación y lleve tu solicitud a buen término.

Recuperar el contrato

En vistas a iniciar una reclamación, debes tener el contrato de ese préstamo a mano. Si no lo tienes, no te lo han facilitado o simplemente lo has perdido, ponte en contacto con la entidad de crédito para que te lo proporcione a la mayor brevedad posible. Puede darse el caso de que esto suponga una verdadera odisea, pero no desesperes.

Mira el tipo de interés

Mensualmente, el Banco de España emite una serie de estadísticas entre las que se encuentra el interés medio para el tipo de préstamo que has firmado. Esa cifra es la que se debe tomar como referencia, por lo que todo lo que exceda de esa cantidad podría ser considerado como un interés abusivo. Sin embargo, lo mejor es que contrates los servicios de un abogado especializado en derecho bancario. Recalcamos que no vale la figura de cualquier profesional del derecho, ya que éste tiene muchísimas ramas diferentes. Un abogado especializado en estas situaciones podrá decirte si es conveniente proceder alguna reclamación para recuperar los intereses que has pagado de más.

Valorar la situación y actuar

Con todo lo que te diga tu abogado, si la reclamación es viable podrás comenzar los pasos. En primer lugar, siempre se realiza una reclamación de tipo amistosa, es decir, se comunica a la entidad que los intereses son abusivos y se solicita la devolución de todo lo que se ha pagado de más. Más adelante te proporcionamos el modelo de reclamación de intereses abusivos y que puedes enviar por burofax o de manera certificada con acuse de recibo a la entidad financiera o bancaria. La entidad tiene dos meses para responder a tu solicitud, pudiendo darla por buena y solucionarlas de manera amistosa o, desentenderse o dar una negativa por respuesta. En este caso, tu abogado propondrá una demanda de tipo civil en el juzgado para reclamar estos intereses abusivos,

Cuando la entidad recibe la demanda tiene la opción de desestimarla y que el juez decida si se están aplicando o no intereses abusivos, o bien, puede realizar un allanamiento. Este concepto jurídico no es más que echarse atrás y y atender a tu solicitud aunque ya haya llegado al juzgado. Lo hace con el objetivo de evitar el juicio. Cuando una entidad se allana es porque sabe de antemano que tiene muy pocas posibilidades de éxito y no solo tendrá que pagar esos intereses abusivos, también se tendrá que hacer cargo de las costas del procedimiento judicial.

Modelo reclamación intereses abusivos

Tal y como hemos referido de manera anterior, puedes encontrar multitud de modelos de reclamación de intereses abusivos que puedes utilizar para recuperar tu dinero.Lo importante de un modelo de este tipo es que se encuentre bien redactado y haga referencia a la legislación vigente para tener un apoyo legal. Conviene desconfiar de cualquier modelo que no tenga demasiada consistencia. En todo caso, el modelo que vamos a proporcionarte puede ser revisado por tu abogado en derecho bancario para que lo valide, o bien, tu profesional puede redactar uno ajustado a lo que necesites.

En todo caso, este modelo puede ser utilizado libremente, cumple con todos los requisitos y no vas a tener ningún problema a la hora de cumplimentarlo. El modelo lo puedes descargar e imprimir desde la página de mbl-abogados, que lo pone a disposición de cualquier usuario de manera libre. De esta manera y con este modelo de reclamación de intereses abusivos puedes comenzar el trámite de recuperar tu dinero. Este modelo es para los intereses abusivos de una tarjeta revolving, sin embargo, si lo que deseas reclamar es son los intereses abusivos de un préstamo, solamente tendrás que sustituir un término por otro.

Recuerda que, si no recibes ninguna comunicación en el plazo de dos meses, ya podrás iniciar el trámite de demanda .Para ello es imprescindible la figura de tu abogado, insistimos en que se ha especializado en derecho bancario. Es muy importante que envíes el modelo de reclamación de intereses abusivos por correo certificado o burofax, siempre con acuse de recibo, a la dirección que rece en la web de la entidad bancaria. Si tienes algún tipo de duda, contacta por correo electrónico o vía telefónica para saber cuál es. Tampoco olvides adjuntar fotocopia de tu DNI actualizado.


Intereses demora abusivos a empresarios

No solamente son los particulares los que pueden verse afectados por los intereses abusivos. Los empresarios también suelen ser un colectivo muy castigado, al igual que el de los autónomos. Sin embargo, se abre un nuevo horizonte y se debe a la sentencia Nº 168/2020, de 11 de marzo de 2020, que estima que cualquier contrato debe ser claro. Concretamente se espera en estos términos. «una redacción clara, concreta y sencilla, que permita una comprensión gramatical normal y que el empresario adherente haya tenido oportunidad real de conocer al tiempo de la celebración del contrato. Para que la cláusula sea válida esta debe de ser clara, comprensibilidad y que el cliente tenga posibilidad de conocimiento de sus efectos ya que e control de inclusión es un control de cognoscibilidad«.

Esta sentencia hace referencia a la cláusula suelo, abusiva a todas luces y que afortunadamente puede ser reclamada por los empresarios. Y es que sorprende conocer que los intereses de demora abusivos a empresarios han llegado a ser del 29 %, no solamente referidos a la cláusula suelo, sino a hipotecas constituidas al amparo de los créditos ICO. Y es que el Tribunal Supremo ha declarado abusivo un interés moratorio del 29% en sentencia de 23 de septiembre de 2010, notificando en la sentencia que «las cláusulas abusivas son nulas, la nulidad que les afecta es coactiva, es decir, que el contrato subsiste sin la cláusula abusiva aun cuando el predisponente no hubiese querido contratar sin ella. Tampoco es posible llenar el vacío que deja la cláusula abusiva, es decir, integrar el contrato en beneficio del acreedor con una cláusula de intereses más baja o equilibrada

Por tanto, los empresarios también pueden recuperar su dinero cuando habido prácticas de intereses abusivos.Solo de esta manera puede conseguirse que la banca y las entidades financieras tengan un carácter más ético. Si bien ellos han de hacer su trabajo, no firmar un préstamo con intereses abusivos es también responsabilidad del usuario. Una buena educación financiera conseguirá que sepas de manera previa lo que vas a firmar y si te interesa o no.

 
Ir arriba