educación financiera

Educación financiera. Cómo se desarrolla en cada etapa de la vida

Se puede pensar que la educación financiera se aprende en el instituto o la universidad; pero la verdad es algo que se va aprendiendo desde que somos niños. Por eso, queremos explicarte cuáles son las diferentes etapas de la educación financiera; y cómo estas pueden desarrollar estereotipos en un futuro.

¿Cómo se puede ayudar a los niños a tomar conciencia de su educación financiera?

Para que puedas introducir la economía a tus hijos, es conveniente que la adaptes a sus gustos y necesidades. Una buena forma de hacerlo es que tomen conciencia económica sobre todo lo que piden, como pueden ser los juguetes. Para ello, cuando nos pidan un juguete, alguna vez podemos aceptar. Pero otras, es conveniente decirles que es hora de que ellos se paguen algunos caprichos. Así, poco a poco irán ahorrando y tendrán una concepción más acertada de lo que cuestan las cosas.

Más adelante, a medida de que vayan creciendo, se pueden implicar en otras actividades financieras más complejas. Como por ejemplo, la compra en el supermercado o la organización económica de un viaje que vais a hacer en familia.

Diferentes etapas de la vida financiera

La primera etapa de la vida económica empieza desde el nacimiento y va hacia la mayoría de edad; es formativa. En ella, se ha de incidir en la importancia del ahorro y en el consumo responsable. La siguiente va generalmente de los 19 a los 30 años, cuando las personas se independizan económicamente de sus padres. Aquí, no acumulan grandes ahorros, pero sí van tomando conciencia de esto y subsistiendo sin ayuda exterior.

La tercera etapa va desde los 31 a los 45, junto con un crecimiento profesional. Poco a poco lleva a aumentar el patrimonio, la formación de familias y la planificación de qué adquirir una casa y dónde invertir.

Como sabes, estas etapas son variables y dependen de cada persona; la cuarta se estima entre los 46 y 55. Aquí se da una consolidación profesional. Así, se finalizan compras como el coche, la casa y otros bienes. También comienza la búsqueda de cómo generar activos de cara a la jubilación.

La quinta etapa va desde los 56 a los 65 años y escucharás que nos refiramos a ella como consolidación. En teoría, en esta etapa las familias tienen todo lo que necesitan, y comienzan a adquirir otros bienes no tan básicos.

Por último, está la etapa de jubilación a partir de los 65 años. Entonces, se gestionan los ahorros de toda una vida y se observa si las decisiones han sido o no acertadas.

Cuánto antes se empiece la educación financiera mejor

En definitiva, la educación financiera debería preocuparnos desde edades más tempranas. Por eso, queremos animarte a que enseñes estos conceptos a tus hijos o alumnos. No es necesario llegar hasta el instituto o la universidad para iniciar esta formación. Desarrollar hábitos financieros a temprana edad, ayudará a tener mayor responsabilidad sobre el dinero y el valor de todo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir arriba