Iniciar un negocio con financiación

Iniciar un negocio con financiación: esto es lo que necesitas

La inestabilidad laboral, las ganas de hacer algo distinto o los deseos de sentirse realizado lleva a muchas personas a montar una tienda. Los trámites suelen ser pesados y la financiación es la única manera de poder echar a andar. Los préstamos para negocios son una gran herramienta que ayuda en esos momentos iniciales. ¿Sabes que como profesional puedes iniciar un negocio con financiación y contar con opciones ventajosas?

La odisea de montar un negocio

Aunque muchos de los trámites han conseguido simplificarse, poner en marcha un pequeño comercio no deja de ser una odisea. Burocracia, papeleo, impuestos, proveedores… Aunque pueda parecer un mundo, debes saber que una asesoría puede ayudarte a ponerlo todo en marcha. Ahora bien, puedes tener las ganas y la idea, pero no el capital. Llega el momento de comenzar a tocar puertas, las rondas con las entidades bancarias ha de comenzar para así conseguir las mejores opciones. ¿Qué necesitas saber? Toma nota que comenzamos.

Pasos para iniciar un negocio con financiación fácilmente

Puede que tu deseo de emprender solo necesite de dinero. Las claves para conseguir llevar a cabo tu proyecto son variadas, pero estas son las que nunca fallan.

Haz una ronda por diversos bancos

A fin de cuentas, conseguir un préstamo para un negocio no es más que el banco consiga un cliente. Si una entidad no tiene el producto que necesitas, o se cierra a la negociación, sigue visitando los que puedas. Forma parte del trabajo. Y, sobre todo, no olvides los nuevos bancos virtuales.

Presenta un proyecto claro

Para iniciar un negocio con financiación no solo tienes que ir a solicitarlo. Presentar un plan de negocio y viabilidad, aumentará tus posibilidades de éxito. Este plan es el trabajo previo que has de hacer antes de comenzar la ronda de visitas. Tu asesoría puede ayudarte a elaborarlo.

Muestra para qué lo necesitas

El banco necesita saber el destino del dinero, por lo que en tu plan de viabilidad o proyecto ha de quedar especificado; por ejemplo, qué parte irá para suministros o cuál a la compra o alquiler del local. Cuanto más detallado, mucho mejor, ya que facilita y agiliza los trámites.

Infórmate de los diferentes tipos de préstamos

Los bancos tienen productos adaptados para profesionales, desde préstamos con condiciones especiales a líneas de crédito. Déjate asesorar y pide una copia de todas las condiciones del contrato. En caso de no entender algo, recurre a tu asesoría para salir de dudas. No tomes decisiones precipitadas.

Las subvenciones y ayudas

Puede que no lo sepas, pero como punto adicional, diversos ayuntamientos, Comunidades Autónomas o incluso el gobierno ponen a nuestra disposición diversas subvenciones y ayudas. Son un gran recurso antes de echar a andar, así que no dudes en preguntar si puedes acogerte a alguna de ellas.

Los préstamos para iniciar negocios son productos pensados para ayudar a quien emprende y hacer que tenga menos trabas en su arranque. Con ilusión, ganas y un buen plan de viabilidad puedes conseguir la financiación que necesitas para tu sueño. Parte de una propuesta realista y llévala a cabo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir arriba