ahorrar 50 euros al mes

5 trucos para ahorrar 50 euros al mes

Llegar a final de mes puede ser una odisea para muchas personas. El dinero se va volando y a veces es necesario hacer verdaderas cábalas para poder estirarlo al máximo. Sin embargo, es posible poner en marcha una serie de mecanismos para que puedas ahorrar 50 euros al mes. Si quieres saber cómo y cuáles son las formas de establecer una base que te permita ahorrar algo de dinero, te recomendamos la lectura de este artículo.

¿No es poco 50 euros?

A día de hoy, muchas personas y familias acaban el mes sin haber podido ahorrar unos pocos euros. Por lo que 50 euros es efectivamente poca cantidad, pero ya es algo. Estamos poniendo una base que nos permitirá conseguir 600 euros al año. Es mucho mejor ponerse un objetivo realista, pero que se pueda llevar a cabo, que un tope más elevado y que acabe mal. Ahorrar 50 euros al mes es muy sencillo a poco que pongas en marcha estos consejos.

Cómo conseguir ahorrar 50 euros al mes

Evita las tentaciones recurrentes

Sabemos que tomarse un par de cafés o un refresco en el bar es un placer pocas veces renunciable. No se trata que los sacrificios sean extremos, pero sí que puedas moderar tus gastos. Piensa que un café suele tener un coste medio de 1,30 euros; y a poco que tomes 2 cada día ya estamos hablando de 78 euros mensuales. Puedes reducir la frecuencia de visitas al bar y tomar alguno en casa.

¿De dónde puedo recortar?

Ahorrar no significa vivir como un ermitaño, sino saber en qué invertimos nuestro dinero. Echa un vistazo a tu extracto bancario para ver si hay algún gasto superfluo del cual puedas deshacerte. Por ejemplo, esa suscripción a la revista que no lees, a la plataforma digital de cine que no aprovechas o la tan manida cuota del gimnasio. El ahorro puede ser importante a poco que eches números. No olvides revisar las comisiones bancarias, lo que pagas por un préstamo y los intereses. Una visita a tu banco puede hacerte ahorrar algo de dinero a final de mes.

Ten conciencia del dinero

Uno de los peligros del uso de las tarjetas de débito y crédito es que nos hacen perder la noción de lo volátil del dinero. Puedes tener en casa un bote o hucha en el que puedas echar lo que te sobre de efectivo de los bolsillos. Al cabo de pocos días puedes apreciar que dinero toma forma y que esa chatarra que dejabas en los bolsillos o monedero y acababa en el tercer café de bar del día; puede convertirse en algo más, por ejemplo un viaje.

Redondea tus compras

Sistema muy útil tanto en el pago de algunas compras con tarjeta. Muchas entidades bancarias permiten redondear tus compras a una cantidad superior; y ese dinero se guarda en una cuenta aparte de manera automática. Por ejemplo, si compras una camiseta de 12, 35 euros, el banco te cargará 13 euros y esos 65 céntimos que has pagado de más te los guarda aparte. Pregunta en tu banco si tienen habilitada esta posibilidad.

Ve de lo posible a lo imposible

Este último consejo va en relación con lo que hemos hablado en un principio. Debemos ser realistas y ponernos metas alcanzables y que no supongan demasiado esfuerzo. Si tus miras son demasiado altas, llegará el momento en el que necesitarás dinero y volverás a tener la hucha a cero. Por esa razón es mucho más sensato ponerse un objetivo próximo, 2 euros al día, que 100 a final de mes.

Como puedes apreciar, ahorrar 50 euros al mes no es algo imposible. Solo hay que hacer un análisis de por dónde se nos va el dinero y tratar de poner freno a aquellas compras o adquisiciones que no necesitamos. Si convertimos el ahorro en un hábito, más solida será nuestra salud financiera.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir arriba