cómo hacer un préstamo a un particular o familiar

Cómo hacer un préstamo a un particular o familiar

Los préstamos entre particulares, como amigos y familiares, también son una opción. Sin embargo, no deben descuidarse ciertos requisitos formales, incluso aunque se preste el dinero a personas cercanas. ¿Sabes cómo hacer un préstamo a un particular o familiar con seguridad?

Cómo hacer un préstamo a un particular o familiar

Ayudar a un amigo o familiar con un préstamo es una gran muestra de aprecio a alguien que lo puede estar pasando mal por un imprevisto. A continuación te daremos algunas pautas que hay que tener presente para evitar inconvenientes.

Usar un contrato por escrito

Cuando se trata de dinero, es mejor dejar todo por escrito. La confianza de que sea un familiar o amigo, no es suficiente para que el trato sea verbal. Lo mejor es establecer todo desde el inicio y así evitar problemas a futuro. Puedes redactar un documento que recoja la siguiente información: 
– Lugar y la fecha en los que se firma el préstamo.
– Datos que identifiquen al prestatario y al prestamista.
– Firma de ambos.
– Importe del préstamo.
También debes especificar si va a haber intereses o no y el porcentaje de estos, así como el plazo para devolverlo. Has de indicar además, el tipo de cuotas (pago por mes, por trimestres…) y cualquier otra condición a la que el préstamo esté sujeto. Formalizar este contrato no solo te protegerá legalmente ante cualquier incidencia, sino que evitará malentendidos con Hacienda.

¿Pagan impuestos los préstamos entre particulares?

No, no están sujetos a impuestos. Pero debes redactar el contrato incluyendo todos los requisitos mencionados arriba. Ten en cuenta que las donaciones sí pagan el impuesto de sucesiones y donaciones. Si no tienes un contrato válido, Hacienda podría pensar que estás haciendo una donación ilegal en lugar de un préstamo.

¿Qué ocurre con los intereses?

Es importante que sepas que, si vas a cobrar intereses, ese dinero que ganes sí debe incluirse como ingreso en la declaración de la renta.

Informar a Hacienda es obligatorio

Aunque los préstamos entre particulares no tributen impuestos, sí que tienes la obligación de notificarlo a Hacienda. Tendrás que presentar el contrato firmado y el comprobante de la transferencia entre ambas cuentas bancarias.

Además, tendrás que presentar el impreso de autoliquidación (modelo 600) indicando que la operación está exenta de impuestos. Desde que hayas firmado el contrato, dispondrás de un mes para entregar a Hacienda este formulario.

¿Existe otra alternativa al contrato?

Otra manera de formalizar el préstamo es elevarlo a escritura notarial. En ese caso un notario respaldará la oficialidad y legalidad de la operación. La diferencia respecto al contrato, es que en este caso tendrás que pagarle a la notaría.

Los préstamos entre particulares tienen la ventaja de que a efectos fiscales no conllevan impuestos. Aparte de eso, suponen una forma mucho más inmediata y flexible de obtener dinero. Se agiliza el proceso con respecto a solicitarlo en una entidad bancaria.

Ahora ya sabes cómo hacer un préstamo a un particular o familiar. Si sigues los requisitos formales que se han visto en esta guía, no tendrás problema alguno en hacerlo por la vía legal. Otra opción para conseguir financiación rápida son los préstamos online. En Préstamos Ideales podrás comparar diferentes opciones de préstamos rápidos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir arriba