prestamos online en el acto

Así son los préstamos online en el acto

Conseguir financiación es una de las posibilidades que nos ofrecen las entidades bancarias y financieras. Los préstamos online son ya una realidad plenamente asentada, y que permite disponer de efectivo en un tiempo récord. Te invitamos a que nos acompañes a descubrir cómo son estos préstamos, las ofertas que actualmente existe y todos los consejos útiles a la hora de realizar su contratación.

De la banca tradicional a la online

Las entidades bancarias y financieras han sufrido una importante variación en la manera en la que ofrecer sus servicios. Ya no hay que acudir prácticamente a una oficina bancaria para realizar un trámite. Todo lo podemos hacer mediante nuestro ordenador o teléfono móvil. Esta es una de las razones por las que están cerrando gran cantidad de oficinas, los bancos suelen operar sin problemas por Internet. Solamente hemos de visitarnos aquellas gestiones en las que se requiera la intervención de un empleado. Por ejemplo, la contratación de una hipoteca o algún producto asociado como un seguro, un plan de pensiones, o unos fondos de inversión.

Pero quizás una de las gestiones más habituales que podemos realizar en nuestra banca online es la solicitud de un préstamo. Es realmente sencillo conseguirlo si se cumplen una serie de requisitos. Por ejemplo, para tener disponible una cantidad, lo habitual suele ser que podamos demostrar unos ingresos fijos o bien tener domiciliada la nómina. De esta forma, es posible conseguir un préstamo online desde tu teléfono móvil. Descubramos cómo son estos productos y cuáles son sus ventajas.

Los préstamos online, ¿cómo son?

Consiste en una cantidad variable que la entidad bancaria pone a nuestra disposición para poder hacer uso de ella cuando lo deseemos. Las cantidades son variables, generalmente desde 500 €, hasta 6000 o 7000 €. Esto puede variar según nuestro ratio financiero, capacidad de pago y nivel de endeudamiento. Si nuestra entidad bancaria detecta mediante CIRBE que ya tenemos un alto nivel de deudas, directamente no ofrecerá ninguna cantidad.

Los bancos ofrecen una cantidad y una propuesta de tiempo para poder pagarlo. Los plazos oscilan entre tres meses y tres años. Ya sabemos que a medida que alarguemos el pago del préstamo estaremos abonando mayor cantidad de intereses. Sin embargo, queda a criterio del deudor cuál es la mejor manera de poder pagar las cuotas sin que se sienta agobiado. Los préstamos online suelen tener de forma general un tipo de interés más alto que un préstamo personal. Pero la comodidad con la que se contratan suele merecer la pena. No es necesario que acudas a la oficina bancaria para poder realizar la contratación, Tampoco tienes que aportar ningún justificante de ingresos para esperar respuesta. Si tu banco te está ofreciendo un préstamo online, es porque ya se encuentra plenamente autorizado.

El aspecto legal de un préstamo online

Para poder recibir tu dinero, has de firmar de manera electrónica la concesión del préstamo. En ella, se detallan cuáles son las condiciones, los aspectos legales, el plazo en el que se ejecutará y cuáles son las comisiones que se aplican en caso de no pagar un recibo a tiempo. Por esta razón, siempre es muy interesante que hagamos una correcta planificación de nuestros ingresos para poder abonar adecuadamente todas las cuotas en su tiempo.

Recuerda que, en caso de una mala planificación económica, lo más conveniente es que te anticipes y lo comuniques a tu entidad bancaria. Así encontrarás una solución negociada a ese problema temporal. En todo caso, debes saber que el impago de una cuota, a pesar de causar bastantes inconvenientes y llevar asociada una comisión por demora, no se reclama de manera formal hasta pasados 90 días. Es lo que da pie al denominado proceso monitorio por impago. Es la forma más efectiva para cobrar una deuda sin necesidad de tener que acudir a los tribunales. En caso de que el deudor no esté conforme y la rechace, es cuando se judicializa el proceso. Este procedimiento es de tipo civil y no penal. En el caso de que la cuantía que se reclame sea menor de 2000 €, no se requiere ni abogado ni procurador.

Preguntas frecuentes sobre los préstamos online

A continuación, tienes las dudas más habituales que pueden surgir cuando se te plantea la posibilidad de contratar un préstamo rápido.

¿Son seguros los préstamos online?

Sí, son plenamente seguros y no vas a tener ningún tipo de inconveniente.Las entidades bancarias y financieras aplican un cifrado de extremo, por lo que tus datos nunca van a quedar al descubierto.

¿Cuándo dispongo del dinero?

La ventaja de los préstamos online es que el dinero queda ingresado automáticamente en tu cuenta corriente en cuanto finalizas el proceso de contratación. A diferencia de los préstamos personales que se solicitan en las propias entidades, no hay que esperar nada.

¿Cuándo se cobra la cuota del préstamo?

El cobro de la cuota de tu préstamo dependerá de la entidad con la que lo hayas contratado. Generalmente suele ser entre el día 1 y 5 de cada mes. Haz la previsión correctamente para que no se produzca la devolución del recibo y se genere un impago.

¿Tengo derecho al desistimiento en un préstamo online?

Sí, la legislación española contempla que dispone de 14 días naturales para poder desistir de tu préstamo online.Para ello, consulta telefónicamente con tu entidad o envía un correo electrónico comunicando tu deseo de acogerte a ese derecho. Obviamente, has de devolver el importe del préstamo de manera íntegra. El derecho de desistimiento no genera ningún tipo de comisión, en el caso de que te sea aplicada, haz valer tus derechos para que se retorne.

¿Puedo cancelarlo anticipadamente?

Sí, cancelar tanto parcialmente, de manera total un préstamo online es perfectamente posible. Es algo además que puedes realizar tu mismo desde la propia banca online, si bien algunas entidades financieras te proporcionarán un número de cuenta en el que poder realizar el abono. La cancelación anticipada de un préstamo sí que genera una comisión, que varía entre 0,5 y el 1 % de la cantidad adeudada.

Han disminuido mis ingresos, ¿qué hago?

Las causas pueden ser diversas, desde quedarte sin trabajo a un cambio de contrato que te haga tener menos horas. Este tipo de préstamos online suelen llevar asociado un seguro que cubre algunas cuotas o la totalidad del préstamo. Se aplica en caso de desempleo o de enfermedad grave, que te imposibilitaría para poder trabajar. En el caso de una disminución de ingresos, nuestra recomendación es siempre que lo comuniques a la propia entidad. Se buscará una solución negociada para que tú puedas seguir pagando, y la entidad seguir cobrando. Nunca te desentiendas de tu préstamo, te acarreará problemas.

Las líneas de crédito, otro tipo de préstamos online

Las entidades financieras y bancarias ofrecen otro producto que se asemeja mucho a un préstamo online, pero que no tiene tal denominación. Hablamos de las líneas de crédito, una cantidad de dinero variable que siempre vamos a tener a nuestra disposición. Es una forma que tiene la entidad de demostrar confianza hacia nosotros. Hacer uso de ella es muy sencillo, podemos solicitar toda la cantidad o una parte y quedará automáticamente traspasada a nuestra cuenta corriente. Esta cantidad, se restará al total disponible. Somos nosotros quienes podemos elegir la forma de pago que más nos conviene, siempre en forma de cuotas.

Una línea de crédito es una manera que tiene la entidad financiera o bancaria de demostrar confianza hacia nosotros, por nuestra solvencia o el historial crediticio que poseamos. Las líneas de crédito vienen muy bien si sufrimos algún inconveniente monetario puntual. Es un producto que no ofrecen todas las entidades bancarias, las financieras asociadas a grandes almacenes suelen ofrecerla también a sus clientes.

¿Cuándo me interesa un préstamo online?

Solicitar un préstamo online es una decisión que ha de ser debidamente meditada. Siempre hemos de ponernos en perspectiva y tener muy claro que cuando estamos solicitando un préstamo es por una necesidad. No con ello se quiere decir que no pueda solicitar uno para darte un capricho, pero que todo lo que se solicita de antemano ha de ser abonado después. De ahí la razón de que insistamos mucho en una correcta planificación económica. Debemos valorar siempre cuáles son nuestros gastos y nuestros ingresos, cuál es van a ser nuestras perspectivas laborales y si podremos realmente abonar las cuotas a las que nos estamos comprometiendo.

Pero, por lo demás, solicitar un préstamo online no supone ningún tipo de inconveniente. Afortunadamente, todo ha quedado muy simplificado y puedes disponer de ese dinero de manera inmediata y sin complicaciones. Para descubrir cuáles son las mejores ofertas a la hora de pedir un préstamo online, consulta con tu entidad bancaria o bien, valora todas las posibilidades que te ofrecemos en Préstamos Ideales. Dispone de una gran cantidad de operadores que te ofrece en cantidades variables y plazos de devolución muy cómodos. Si necesitas un préstamo y te encuentras incluido en una lista de morosos, debes saber que hay empresas de préstamos rápidos que no tienen en cuenta ese criterio. Póntelo fácil y descubre las mejores opciones para disponer de liquidez inmediata

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir arriba