transferencia SEPA

¿Qué es una transferencia SEPA?

El 1 de enero de 2002 se puso en circulación el euro, la moneda única europea que ha logrado facilitar las relaciones comerciales. Desde el 1 de febrero de 2014 contamos con las ventajas de la transferencias SEPA. Una forma de operar entre cuentas bancarias dentro de Europa que pone todo mucho más sencillo. ¿Deseas saber qué es una transferencia SEPA?

Un nuevo marco económico

La Europa actual, a pesar de algunas divergencias entre estados miembros, ha conseguido aunar criterios comerciales y económicos. Las transferencias SEPA son uno de ellos. Estas siglas provienen se los términos ingleses «Single Euro Payments Area«, que quiere decir «Área Simple de Pagos en Euros«. Las transferencias SEPA otorgan a los países miembros una serie de condiciones iguales entre ellos; tanto a efectos regulatorios como monetarios. De esta manera, se eliminan los conceptos clásicos de transferencia nacional e internacional.

Hacer una transferencia SEPA

Realizar una transferencia SEPA no presenta ninguna complejidad, ya que se hacen de la manera habitual. Si posees una cuenta bancaria española, habrás visto que el IBAN comienza por ES. Cada país miembro tiene su propio identificador, siendo el de Alemania DE o el del Reino Unido GB. Por tanto, para hacer una, solo has de conocer el IBAN de la cuenta de destino.

Gracias a que en toda la Unión Europea se ha adoptado este sistema, las transferencias tienen un tiempo de demora máximo de 1 día. Al igual que si la hiciéramos de forma nacional. Es decir, enviar dinero de España a Austria tiene el mismo tiempo de tramitación que hacerlo desde una oficina de Madrid a otra de Córdoba.

Ventajas de las transferencias SEPA

La adopción de este sistema por los 34 países que lo usan proporciona unas ventajas muy interesantes que pasamos a desgranar.

  • Las transferencias pueden hacerse de manera electrónica y en muchos casos, no tienen un coste para el emisor ni receptor.
  • Los usuarios han ganado en seguridad al comenzar a usar las cuentas en formato IBAN.
  • Todos los bancos de la zona SEPA han de utilizar las mismas normas y estándares.
  • No hay un límite de importe a la hora de realizar una transferencia SEPA.

¿Qué países conforman la zona SEPA?

La zona SEPA se compone de Islandia, Liechtenstein, Mónaco, Noruega, Reino Unido, San Marino y Suiza. También se incluyen los 27 estados miembros de la Unión Europea: Francia, Bélgica, España, Alemania, Países Bajos, Luxemburgo, Dinamarca, Italia, Irlanda, Grecia, Austria, Portugal, Suecia, Finlandia, Eslovaquia, Chipre, Estonia, Eslovenia, Hungría, Letonia, República Checa, Lituania, Malta, Polonia, Bulgaria, Croacia y Rumanía.

Por tanto, hacer una transferencia SEPA no ha cambiado mucho en cuanto a complejidad para el usuario. Con la banca electrónica, las operaciones están a la orden del día, y podeos enviar y recibir dinero con comodidad. Pero unificar los requisitos y condiciones entre países no ha hecho más dar alas a unas transacciones que antes se extendían en el tiempo. Así que pierde el miedo a operar entre cuentas europeas, ya que las transferencias SEPA han dotado al proceso de una seguridad añadida.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir arriba