préstamos con tarjetas de crédito

Préstamos con tarjetas de crédito

Los préstamos con tarjetas de crédito forman parte de las opciones rápidas para obtener dinero. Utilizar una tarjeta de crédito puede parecer algo muy sencillo, pero lo cierto es que existe todo un mundo detrás de ellas. Hoy queremos compartir información de interés para sacar el máximo provecho de este tipo de préstamo.

Origen de las tarjetas de crédito

Las tarjetas de crédito se crearon con el objetivo de facilitar el trámite mercantil de pagar con efectivo y para crear un vínculo con los comercios. Las primeras tarjetas creadas se utilizaron para pagar la gasolina a crédito. Años más tarde, se creó la conocida tarjeta Diners Club. El nacimiento de esta tarjeta surgió cuando su creador estaba cenando y al momento de pagar la cuenta se dio cuenta que había olvidado el dinero en casa. Esto le creó la necesidad de buscar una forma de ir a cenar sin tener que llevar efectivo.

De un inconveniente, surgió una gran idea de negocio. Al pasar los años, la tarjeta Diners Club llegó a tener mucho éxito e inspiró a otras entidades financieras. La visión de esas compañías fue más amplia, ya que crearon las tarjetas de crédito que utilizamos hoy en día para hacer pagos universales en múltiples establecimientos. 

¿Qué pagar con ellas?

Desde su creación, los pagos a través de las tarjetas de crédito han simplificado las compras. Una de las principales ventajas de utilizar este método de pago es la comodidad de no tener que llevar efectivo. Esto llevó a otra ventaja, y es la seguridad. Ya que disminuye el riesgo de la pérdida de dinero por robo o extravío. 

Por otra parte, los préstamos con tarjetas de crédito son muy prácticas para realizar reservas de hotel, o compras de billetes de avión, entre otros. Además de su uso habitual para hacer compras en comercios y en tiendas online. También existe otro uso de las tarjetas de crédito que se remonta a su origen, y es el pago en establecimientos afiliados. Un ejemplo de ello son las estaciones de servicio, estas ofrecen descuentos al pagar el combustible con dichas tarjetas. Lo mismo ocurre con tiendas de ropa, comercios de electrodomésticos, entre otros. 

Préstamos con tarjetas de crédito

Adquirir préstamos con las TC es una práctica habitual entre sus usuarios, aunque en muchas ocasiones se utiliza de forma errónea. Esto debido a que es usada para pagar artículos del día a día. De esta manera aumenta cada vez más la deuda. Las tarjetas de crédito son un arma de doble filo, ya que los intereses son muy altos y cada vez que se utiliza la deuda crece. 

Obtener una tarjeta de crédito es muy sencillo. Solo se debe tener una nómina o una cuenta corriente que mantenga cierta cantidad de dinero todos los meses. Estos son los principales requerimientos de las entidades para ofrecer una TC, ya que tienen menos probabilidad de impago. 

Los préstamos con tarjetas de crédito son una herramienta de pago práctica para hacer compras puntuales, o en caso de una emergencia. Para aquellos que no disponen de una TC, existen otras opciones. Una de las más rápidas son los préstamos online, en Préstamos Ideales puedes comparar los mejores préstamos del mercado. 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir arriba