préstamos para emprendedores

Préstamos para emprendedores

Existen diferentes tipos de préstamos para emprendedores. Aunque algunas formas de emprendimiento como las startups recurren a técnicas de financiación alternativas (como las ICO o el crowdlending). El circuito de crédito tradicional tiene productos muy interesantes para iniciar un negocio. ¿Los conoces?

Tipos de préstamos para emprendedores

Las Administraciones Públicas suelen tener en funcionamiento programas de financiación que pueden ser interesantes para muchos emprendedores. Sin embargo, suelen tener requisitos que condicionan la actividad, por lo que es interesante estudiar a fondo las convocatorias antes de solicitarlos.

Fuera del crédito público, los prestamistas privados son los que han nutrido tradicionalmente a los emprendedores. Los productos que suelen ofrecer a emprendedores son:

– Líneas de crédito. Funcionan de una forma similar a la tarjeta de crédito. Se preconcede un crédito al emprendedor para que haga uso de él cuando lo necesite, cobrándose intereses sobre el dinero prestado. Esta opción te permitirá no depender exclusivamente del flujo de caja.

– Préstamos a largo o corto plazo. Los créditos a largo plazo suelen ser más cuantiosos y fáciles de devolver. En sentido contrario, los créditos a corto plazo pueden satisfacer necesidades puntuales de liquidez, pero deben devolverse rápidamente. Su ventaja es que podrás elegir el producto más apropiado para tus circunstancias en cada momento.

– Minipréstamos. Los microcréditos son pequeños préstamos (generalmente, de entre 300 y 1000 euros) que se solicitan rápidamente a través de Internet. Son populares por su versatilidad y comodidad, aunque hay que ser responsable al solicitarlos para no acabar sobreendeudado.

Qué necesitan los emprendedores para solicitar un préstamo

Como emprendedor, no tendrás problema a la hora de acceder a créditos de escasa cuantía. Sin embargo, es probable que si pides grandes cantidades de dinero te soliciten:

– Garantías. Puede tratarse de avales personales o bancarios. También pueden consistir en hipotecas, que se pueden establecer sobre bienes inmuebles o sobre derechos de propiedad intelectual.

– Un estudio de viabilidad. En la mayoría de las ocasiones se abren las puertas al crédito si se puede documentar la viabilidad de un proyecto.

Si no se cuenta con ninguno de estos elementos todavía habrá prestamistas dispuestos a conceder un crédito. Sin embargo, es fácil que endurezcan las condiciones (por ejemplo, elevando los tipos de interés).

Cómo benefician los préstamos a los emprendedores

El acceso al crédito es muy importante para el emprendedor. Permite adquirir los primeros elementos de la empresa (local, maquinaria, licencias de uso de software…).

Además, a lo largo de la vida del proyecto un préstamo puede ayudar a:

– Equilibrar descuadres de caja.
– Anticipar liquidez para el pago de nóminas.
– Hacer frente a sanciones y gastos imprevistos.
– Invertir en mejoras del negocio.

En definitiva, es interesante conocer las diferentes opciones de préstamos para emprendedores que hay en el mercado. Pocos modelos de negocio pueden despegar si no tienen acceso a financiación. En Préstamos Ideales los emprendedores podrán encontrar y comparar diferentes alternativas de financiación.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir arriba