préstamo reforma vivienda

Tu préstamo para reformar una vivienda: lo que has de saber

Adquirir un hogar es un proceso al cual todos hemos de enfrentarnos a lo largo de nuestra vida. Quienes optan por una vivienda de nueva construcción, probablemente no se encuentren con la pesada tarea de realizar reformas hasta pasado bastante tiempo. Sin embargo, quienes adquieren una casa de segunda mano, gusta de realizar modificaciones para tenerla a su gusto. Por eso, vamos a descubrir los aspectos a tener en cuenta a la hora de contratar un préstamo para reformar una vivienda.

¿Qué es un préstamo para reformar una vivienda?

Se trata de un producto bancario que todas las entidades tienen ya en su catálogo de préstamos. Están destinados a realizar aquellas obras y reformas en el hogar y su cuantía es variable. No se diferencia en ninguna forma de otro tipo de préstamos que los bancos ofertan, es decir; tienen un importe mínimo y máximo, un plazo de devolución, intereses y comisiones. Gracias al enorme parque de viviendas en España, tenemos demasiadas vacías que se construyeron durante el periodo del boom inmobiliario. Se trata de productos muy demandados.

prestamos-reformar-vivienda

Lo habitual a la hora de buscar financiación para una reforma en la vivienda es acudir al banco; pero también existen otro tipo de fuentes muy interesantes y que también ofrecen suficientes comodidades. Pero básicamente, no hay diferencia entre ambos productos, a excepción de quién es que nos presta el dinero para realizar la reforma.

La reformas que se realizan en una vivienda pueden ir destinadas a adecuar el interior para configurarlo a nuestro gusto. A fin de cuentas, la compra de una vivienda es siempre una decisión importante y lo que será nuestra casa debe estar según nuestros deseos.

Por otro lado, se suelen solicitar préstamos para reformar viviendas que tienen como objetivo la adecuación exterior. Por ejemplo, algunas ciudades con gran carga histórica obligan a los propietarios a tener las fachadas en perfecto estado. También son muy demandados la reformas destinadas a la mejora del aislamiento térmico y acústico. Buena prueba de ello de que el respeto por el medioambiente es ya una realidad a la hora de habitar un hogar. Las viviendas pasivas van imponiéndose. Quienes no tienen la posibilidad de adquirir una, tratan de adecuar mediante una reforma las condiciones de esa vivienda a la nueva realidad climática.

Antes de solicitar un préstamo de reforma de vivienda, ten en cuenta estos aspectos

Lógicamente, lo primero que haremos una vez que ya hemos decidido el tipo de reforma que necesitamos, es hablar con al menos dos empresas distintas. Además, elaborar un presupuesto detallado en el cual queda reflejado todo lo que se va a realizar, así como el periodo de ejecución.

La decisión entre la elección de esos presupuestos estará consensuada; viendo cuál es el que mejor se adapte a nuestras necesidades y la que más garantías y calidades ofrece. Una vez que tenemos claro cuál es el importe que vamos a destinar a la reforma de la vivienda, hay que ir hablar con el banco. Previamente, podemos ver el catálogo de préstamos a través de la página web, en la cual veremos cuál es el importe máximo, así como los plazos de devolución, los intereses asociados y los gastos.

Cuando ya lo tenemos todo muy claro, debemos concertar una cita presencial en la oficina para conocer más detalles o resolver cualquier duda que se tenga. La información que recojamos en el banco ha de servirnos para tomar una decisión, así como para comprobar cuál es toda la documentación que necesitamos.

Previamente, debemos conocer algunos detalles interesantes antes de solicitar el préstamo para reformar tu vivienda. Debemos saber cuál es el importe que necesitamos, ya que no es lo mismo emprender la reforma integral de varias habitaciones que cambiar los azulejos del baño.

¿Cuánto dinero necesito?

Generalmente, el tope en la cantidad que necesitamos la determina la propia entidad bancaria para estos fines. En todo caso, no es una mala idea solicitar una cantidad algo superior a la que tenemos en el presupuesto, en torno a un 5 %. Durante la ejecución de una reforma pueden existir multitud de inconvenientes, y ese colchón extra nos puede servir como cobertura. En caso de que no fuera necesario, lo podemos retornar sin problema como adelanto en un plazo de devolución, amortizándolo rápidamente.

Otro aspecto a tener en cuenta son los plazos de devolución, que vendrán determinados por la cantidad que hemos solicitado. Generalmente, es posible devolver el préstamo para la reforma de una vivienda en hasta 10 años, si bien siempre se puede negociar este punto. Recuerda que a menor plazo, la cuota será más alta, pero los intereses serán menores.

Intereses, la clave de los préstamos de reforma de tu vivienda

Los intereses son un punto implícito en cualquier tipo de préstamo. Es el factor que en su práctica totalidad determina la elección por un producto u otro. Generalmente, el interés del préstamo se calcula en base a diversos factores. Uno de ellos puede ser el de tener la nómina domiciliada en esa entidad, lo que abarataría el importe de los intereses y por tanto, el del préstamo. Siempre es conveniente leer toda la documentación y tratar de aclarar cualquier duda que tengamos antes de firmar nada.

prestamo-reformar-vivienda

 Otro aspecto a tener en cuenta es el de las comisiones bancarias. Sí, los préstamos para reformar una vivienda siempre llevan asociadas comisiones como la de apertura o la de cancelación anticipada. En algunos casos, incluso hay alguna comisión por estudio de la viabilidad del préstamo. También puede llegar a ser común la obligatoriedad de contratar algún tipo de seguro de hogar si es necesario. Debemos ser nosotros quienes decidamos qué tipo de producto es el que más se amolda a nuestras necesidades.

Para finalizar, también se nos puede solicitar el proyecto de la reforma o algún tipo de presupuesto por parte de la empresa constructora. El banco puede pedirlo como condición para otorgarnos la financiación.

Quiero mi préstamo, ¿qué documentación necesito?

Los habituales que se solicitan en cualquier tipo de préstamo, como nuestro DNI, el número de cuenta corriente, las tres últimas nóminas y la declaración de la renta. Para estos préstamos, puede ser además necesario qué informemos del tipo de vivienda que tenemos y en qué régimen. Si pesa hipoteca sobre ella o estamos en régimen de alquiler. Igualmente, el banco solicitará nuestra solvencia a CIRBE, un organismo dependiente del banco de España en el cual se recoge nuestro nivel de endeudamiento.

Haz realidad tu préstamo de reforma para tu vivienda

Por tanto, solicitar un préstamo para la reforma de una vivienda no difiere mucho en la solicitud de cualquier préstamo. Incluso si la cantidad que solicitamos no es muy elevada, podemos gestionarlo todo de forma online. Lo haremos desde nuestra área personal bancaria. Recuerda que siempre es interesante valorar otras maneras de financiarse como la que te ofrecemos desde esta página. Hay productos muy interesantes que pueden estar destinados a la reforma de una vivienda.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir arriba