asnef

Las listas de morosos y cómo salir de ellas.

Los ficheros de morosidad o listas de morosos no son más que un registro en el cual se detalla si el cliente es fiable financieramente. En pocas palabras, si tienes alguna deuda vencida sin pagar. Sí, aquel recibo que devolviste a tu compañía telefónica cuando te diste de baja puede ahora volverse en tu contra. Puede que estés en algunas de estas estas listas de morosos y no lo sepas. ¿Cuáles son las consecuencias? Desde que se te deniegue un préstamo o una tarjeta de crédito. Las listas de morosos son incómodas, y puedes aparecer en ellas por error.

Me han incluido en un fichero de morosidad

Y decimos listas porque no existe una sola, sino en varias. En primer lugar debes mantener la calma. La inclusión en una de estas listas de morosos no es agradable, pero tampoco una catástrofe. Sobre todo cuando estás al tanto de tus obligaciones como pagador. Efectivamente, hay veces que hemos sido incluidos por error. Por eso, te conviene saber lo siguiente:

  • No se te puede incluir en una lista de morosos por una deuda impagada de 50 euros o menos.
  • Tus datos en la lista de morosos pueden permanecer hasta 5 años desde el vencimiento de la deuda.

Quizás estés en una lista de morosos no por tu culpa, sino porque hayan usurpado tu identidad. Por ejemplo, que se hayan hecho con tu DNI y se hayan realizado contrataciones fraudulentas. Es muy usual es robo de identidad para dar de alta líneas móviles, solicitar un terminal y dejar de pagar. En este caso debes denunciar inmediatamente a la policía o guardia civil.

¿Qué hacer si estoy en las listas de morosos?

Tu caso puede tener diferente casuística, pero siempre has de orar de la siguiente manera.

  • Si no tienes ninguna deuda: lo que debes hacer es solicitar la baja de los ficheros a sus titulares, y este ha de darte una respuesta en el plazo de 1 mes, máximo 2 meses. Siempre ha de darte una respuesta, que debe producirse en el primer mes.  En caso de no obtener respuesta, puedes denunciar al gestor del fichero y a la empresa acreedora ante la Agencia Española de Protección de Datos.
  • Si eres deudor: ya lo sabes, has de pagar. Es la única manera de salir. Una vez liquidada la deuda, comprueba que dejas de aparecer en esas listas. Si no fuera el caso, envíales una copia de tu DNI y otra copia del recibo del pago de la deuda.
  • Te han incluido de forma incorrecta: en este caso puedes incluso reclamar por vía judicial una compensación por los daños causados, ya que se generan daños morales y relativos al honor. Ya hay jurisprudencia sobre estos casos, con sentencias favorables a los denunciantes.

Por lo demás, mantenerse al corriente de los pagos es la mejor manera de no estar incluido en cualquiera de estas listas de morosos. Nunca te tomes la justicia por tu mano en el caso de estar en desacuerdo con un cobro de algún proveedor de servicios. Rechazar el pago de alguno de estos servicios puede ser motivo suficiente para estar incluidos en estas listas de morosos. Realmente no merece la pena, por lo que te recomendamos que pagues y posteriormente solicites las cantidades que estimes indebidas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir arriba