ahorrar en la cesta de la compra

Las claves para ahorrar en la cesta de la compra

Una gran parte del presupuesto doméstico se destina a la cesta de la compra. Las continuas visitas al supermercado o centro comercial para aprovisionarse de alimentos y productos de consumo diario; no hacen más que minar nuestra economía. Pero no se trata de un gasto prescindible ni inútil. Ahorrar en la cesta de la compra es posible. Te invitamos a que sigas las indicaciones que hemos preparado para que puedas hacer engordar tu hucha sin necesidad de prescindir de nada.

Trucos para ahorrar en la cesta de la compra

Para comenzar, has de tener presente que jamás podrás prescindir de este tipo de gasto. Por lo que debemos de tratar de minimizarlo sin que nuestro disfrute se resienta. Ahorrar no quiere decir comprar exclusivamente lo más económico, sino elegir lo que tiene una mejor relación calidad-precio. ¿Estas tomando nota de los mejores consejos para ahorrar en la lista de la compra? Si la respuesta es afirmativa no dejes de anotar estos trucos.

Hacer una lista

Efectivamente, ir al supermercado con una lista prefijada es una buena manera de evitar los caprichos. Para ello, repasa lo que tienes en la despensa, elabora un menú semanal con adecuación a lo que ya tienes. Y compra solamente lo que falta, no hay más secretos.

Evita ir con hambre a comprar

O también en un estado de ansiedad o nervios. Vas a dejarte llevar por impulsos y la compra no será lo más certero. Obviamente, se comprarán cosas que no nos hacen falta, o que son un capricho. Este tipo de compras son además muy caras.

Lee las etiquetas

En todos los supermercados hay unos pequeñas etiquetas que nos muestran el coste por kilo o por litro del producto. Es sorprendente lo que se puede llegar a ahorrar si las vas leyendo y ajustando a tus necesidades. Normalmente, los envases más grandes son aquellos que tienen un coste menor. Si posees una buena despensa donde almacenarlos, cómpralos.

Productos de temporada

Son mucho más baratos. Compara el precio de las naranjas en febrero y en agosto; verás que el precio de comprarlas en verano es mucho mayor. Si no puedes pasar sin tus zumos, explora otras posibilidades con diferentes frutas.

Compara precios

Estar al tanto de las ofertas de los supermercados es una buena forma de ahorrar. Siempre y cuando no tengas que hacer muchos kilómetros en coche para encontrar lo más barato.

Productos con fecha próxima de consumo

Un práctica muy habitual de los supermercados, poner productos con fecha próxima de caducidad a un precio hasta el 50 % menos. En el caso de productos frescos como carnes y pescados, el congelador es tu gran aliado. Al conservarlos en él podrás estirar esa fecha mucho mas allá y consumir productos de buena calidad ahorrando mucho.

Aprovechar los cupones descuento

Muchos supermercados fidelizan a sus clientes con cupones de descuento. Con los cuales se acumulan puntos o dinero para adelgazar el monto de la cesta de la compra. Este tipo de descuento va asociado a tener simplemente una tarjeta de fidelización y que ya puedes llevar en tu móvil. ¿Por qué no aprovecharlas?

Usa tus tarjetas con reembolso

Muchas entidades bancarias ofrecen a sus clientes unos reembolsos por las compras realizadas con ellas; que normalmente es un porcentaje de lo gastado mensualmente. Infórmate sobre ellas o sobre cualquier tipo de medida de ahorro asociadas a las tarjetas de tu banco. Puede que las desconozcas y te las estés perdiendo.

Como puede comprobar, ahorrar en la cesta de la compra es perfectamente posible sin tener que sacrificar mucho. Evita comprar a locas y por impulsos, y verás como el ahorro se convierte en un hábito saludable.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir arriba