Cómo afrontar las deudas después de Navidad

Cómo afrontar las deudas después de Navidad

Cómo afrontar las deudas después de Navidad es una pregunta que llega en esta época del año. Los gastos que suponen los regalos a la familia y amigos, las diferentes cenas y comidas; salidas nocturnas y algún que otro viaje pueden acabar con la cuenta en números rojos. Sin embargo, hay diferentes maneras de sobrevivir a estos gastos y deudas de cara a enero.

Anticiparse a la cuesta de enero

La Navidad es una época de alegría, de estar con la familia, en la que se gasta mucho dinero. De media, los españoles se dejan 554 euros en estas fiestas, según el Observatorio Cetelem. Lo cual supone un duro gasto de cara al comienzo del nuevo año. Hay quien llega a pedir financiación, en especial a la hora de afrontar los regalos. Para evitar ahogarse con las cuotas de los préstamos, es posible recurrir a ciertos trucos.

Cómo afrontar las deudas después de Navidad

Para empezar, en caso de que no sea posible hacerse cargo de las cuotas, cabe la posibilidad de recurrir a una carencia parcial o total de un préstamo personal. Esto permite pagar solo los intereses o dejar de abonar las cuotas durante un periodo de tiempo pactado. De esta manera se puede hacer frente a los gastos más urgentes y dejar a un lado el resto.

No obstante, conviene considerar que al solicitar una carencia se alarga el tiempo de pago del préstamo; por lo que es preciso pensarlo bien antes de recurrir a esta opción. En buena medida, el manejo de las finanzas personales es encontrar el equilibrio perfecto entre gastos e ingresos, tal y como lo hacen las empresas para no declararse en quiebra.

Ampliar cuotas

Otra opción es aumentar el plazo de reembolso, con el cual se consigue una bajada instantánea de la cuota mensual. El contrato con la entidad prestataria cambiará para adaptarse a las nuevas circunstancias. Por lo cual el deudor paga menos y no tendrá parones en el reembolso como en el anterior caso. Esta es una medida adecuada cuando no se puede hacer frente a las mensualidades que se estaban pagando.

Quizás se haya incurrido en un gasto imprevisto, a lo que siempre se puede hacer frente en mejores circunstancias bajando la cantidad a pagar cada mes. Algo que conviene tener en cuenta a la hora de tomar esta decisión son los intereses del préstamo. Estos aumentarán al extender el reembolso, lo que hará incrementarse la cantidad de dinero a devolver. Así que hay que pensarlo bien antes de tomar esta decisión.

En definitiva, para saber cómo afrontar las deudas después de Navidad, se debe estudiar muy bien las opciones disponibles. Es fundamental procurar no gastar mucho y buscar siempre un equilibrio durante todas las fiestas. Sin embargo, también se puede recurrir a una carencia del préstamo que se está pagando o a extender su reembolso en el tiempo. Otra opción es solicitar un préstamos rápido, es Préstamos Ideales puedes comparar las mejores opciones del mercado.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir arriba